miércoles, 20 de abril de 2011

Ascensión al Eguide y al Zuriáin

Fecha: 13 de abril de 2011.
Cimas: Eguide [Egide, Eride] (1245 m.), Iturrondo (1343 m.) y Zuriáin [Suriáin, Xuriain] (1410 m.).
Punto de Partida: Pista de Arizu, km. 4,4.
Otros accesos:
- Puerto de Artesiaga.
- Arizu (10 km. / 850 m. de desnivel, hasta la cima).
- Lanz [Lantz] (varias posibilidades).
- Casas de Echeverri (carretera N-138) por el barranco de Zuriáin.

Tipo de ruta: Ida y vuelta.
Desnivel aproximado acumulado: 730 m.
Tiempo aproximado sin paradas y a un ritmo tranquilo pero constante: 3 h. 15 min.
- Coche – Collado Urrabi: 35 min.
- Collado Urrabi – Eguide: 20 min.
- Eguide – Collado Urrabi: 15 min.
- Collado Urrabi – Zuriáin: 1 h.
- Zuriáin – Collado Urrabi: 40 min.
- Colaldo Urrabi – Coche: 25 min.

Otras observaciones: La mayor parte del recorrido discurre por caminos y pistas claros. Solamente el acceso a la cima del Eguide requiere prestar más atención y tener claro hacia dónde se quiere ir.

Brumas al atardecer


Siguiendo con nuestra última serie de salidas vespertinas, nos fuimos el pasado día 13 por la tarde a subir el Eguide (que se nos quedó pendiente hace un par de años por poco tiempo) y al Zuriáin. Las vistas, para qué negarlo, fueron maravillosas.

Aquí os dejo el recorrido que hicimos en Google Earth.


Ver Sin título en un mapa más grande

Aquí podéis descargar el archivo kml para visualizarlo en Google Earth directamente.

El perfil altimétrico y la distancia.



El track (elaborado a mano, no sobre el terreno) en wikiloc.

Mapa del recorrido sobre la cartografía topográfica.

Mapa Eguide y Zuriain


Nuestro punto de partida está en la pista que nos lleva de Arizu al Zuriáin, abierta en su mayor tramo a la circulación de vehículos. Recorremos algo más de 4 km. por ella y nos ahorramos así un par de horas extra de las que no disponemos.
Aparcamos en un lateral de la pista, cerca del km. 4,4. La luz de la tarde confiere un color muy especial a las hojas recién nacidas de las hayas.



Echamos a andar hacia adelante y pronto llegamos a un enorme claro a la derecha, con tierra excavada como si fuera una cantera y con troncos amontonados. Supongo que lo usarán para la tala de madera de la zona.



Aquí hay un cruce que sale a nuestra derecha, justo al final del claro. Se trata de un camino que nos lleva hacia el collado de Azegi [de Artzeki o de Karaton], a los pies del Burdindogui, al cual llegamos, cuando fuimos hace dos años, desde el puerto de Egozkue.
Nosotros no lo seguiremos y continuamos andando por la pista principal.



La pista sube hasta el pequeño collado de Barabar. Siguiendo de frente iremos al Collado de Urrabi (15 min.) y si tomáramos el camino de la derecha subiríamos al collado de Gereziáin (7 min.).



Por ahí hemos subido.



Desde este collado, la pista baja unos pocos metros hasta cruzar un regato en una cerrada curva a la izquierda. Luego vuelve a ascender suavemente en dirección N/NNE hasta llegar al Collado de Urrabi (1062 m.). Estamos a unos 35 min. del coche.
En este collado, que separa el Zuriáin del Eguide, la pista realiza una amplia curva hacia la izquierda y continúa ascendiendo por las faldas del Zuriáin. Por el bosque, a la izquierda, llega un camino que sube desde Lanz. Más o menos de frente, saliendo de la propia curva de la pista, continúa un camino bajo las faldas del Zuriáin. Por último, a nuestra derecha, un camino asciende con decisión entre el bosque. Ahora lo tomaremos para subir al Eguide. Luego bajaremos por el mismo sitio para continuar por la pista hacia el Zuriáin.
El collado visto nada más empezar a subir hacia el Eguide.



Subimos… bueno, éste se queda pasmado de vez en cuando, pero en realidad subimos…



Pronto encontramos una bifurcación. Nosotros seguiremos por la izquierda. El camino de la derecha nos lleva al camino por el que subimos al Eguide hace dos años desde el otro extremo: el Collado de Gereziain.



Seguimos subiendo por el bosque. Algunos hitos dispersos nos ayudan a orientarnos.



Al cabo de 15 minutos desde el collado se sale a la loma cimera. Nosotros no nos dimos cuenta, por las ganas que teníamos de asomarnos al otro lado, pero los hitos nos animaban a girar a la izquierda antes de llegar arriba, a fin de pasar por donde el bosque está más limpio. Nosotros cruzamos una zona plagada de helechos secos y brezos, que si bien no impedían el avance, sí que lo ralentizaban un poco. Supongo que en función de la época del año estará más o menos accesible…



Vistas al otro lado desde el lomo cimero.



La herida de las canteras en el monte es brutal.



Mirando hacia Pamplona vemos algunas cimas conocidas: la Higa de Monreal, el Barachueta, la Sierra de Alaiz, el Burdindogui, la Sierra del Perdón…



Nos entretenemos "afotando" un poco.



Cuando vinimos hace dos años por el Barranco de Zuriáin nos quedamos por aquí, con las ganas de alcanzar la cima. En esta ocasión tenemos todo el tiempo del mundo, así que seguimos por la cresta hacia la cima, que se encuentra a nuestra izquierda (NE). Avanzamos a ratos entre roquedos y a ratos por un bosque bastante despejado. Pronto reencontramos los hitos.





Al rato aparece ante nosotros la pirámide cimera, como si fuese un enorme montón de piedras, restos de alguna construcción gigantesca.



Se asciende sin dificultad y salimos a la despejada cima.



Eguide (1245 m.), unos 20 min. desde el collado de Urrabi.



El precioso buzón cimero que tantas ganas tenía de ver en directo desde hace años.





Los dos de siempre en la cima.



Vistas hacia el Zuriáin. Por todo ese lomo vamos a subir ahora después a la segunda cumbre del día.





Hacia el Pirineo nevado. Delante destaca el Adi, por encima y a la izquierda de la cantera.



Los estéticos Elke y Pausarán. Como me gusta esa pareja de montañas.



Contraluz hacia el San Donato y la Sierra de Aralar.



Tras disfrutar un rato de las vistas nos ponemos de nuevo en marcha. Bajaremos por donde hemos subido, metiéndonos de nuevo en el hayedo.



Pero antes de bajar me fijo en esta piedra de molino, rota pero con el fragmento desgajado ahí mismo. Me pregunto qué hará semejante piedra aquí arriba. Buscando luego información en internet, he leído que por la cima hay más de una decena… Desde luego, un molino aquí arriba… como no fuera de viento… ¿Qué interés puede tener si no el haberlas subido hasta aquí? Deben pesar toneladas cada una… En fin, un misterio que quedará por ahora sin resolverse.



Volvemos por el bosque (ahora sin perder los hitos de vista) y damos de nuevo con el camino por el que habíamos subido.



Así, en 15 minutos salimos de nuevo al Collado de Urrabi.



Tomamos de nuevo la pista que nos había traído al collado y comenzamos el ascenso hacia el Zuriáin. La pista realiza una amplia curva de herradura junto a la imperceptible cota de Sabaiaundi (1129 m.), curva que quizás se puede evitar por el bosque, pero no vamos tan sobrados de tiempo como para andar investigando, así que seguimos por lo conocido.



En unos 20 min. se acaba el hayedo y salimos a zona de pastos. Aquí hay un refugio de piedra.



Y es en este punto donde abandonamos la pista para afrontar la subida a la cima directamente por en medio del lomo de la montaña. La pista continúa rodeando la montaña por la izquierda y se puede seguir por ella para desviarse más adelante tomando un camino en empinada cuesta a la derecha (al que luego nos uniremos), pero es más interesante subir por la ladera herbosa.



Según subimos empezamos a ganar en vistas hacia el sur. Vemos el Eguide, donde hemos estado hace un rato, y otras cimas familiares: Elke y Pausarán, Larrogáin, Peña Izaga, la Higa de Monreal, el Barachueta, la Sierra de Alaiz, el Burdindogui, la Sierra del Perdón…





Un buen sitio para tirarse al suelo…



… a fotografiar las lomas a contraluz.



Seguimos con el ascenso.



La empinada cuesta que hemos remontado nos deja pronto en un hombro herboso (donde se nos une por la izquierda el camino que subía desde la pista) salpicado de hayas aquí y allá. Sin duda esta es la parte más hermosa de toda la ascensión. Son rincones de una magia muy especial.



De camino al Zuriáin


El Eguide queda cada vez más abajo…



… y la cima del Zuriáin va estando cada vez más al alcance de la mano.



Tras esta parte casi llana remontamos la joroba herbosa del Iturrondo (1343 m.). No vimos arriba ningún indicativo de cima, pero el paraje es realmente cautivador.



Bajamos al otro lado y continuamos el ascenso hacia la cima del Zuriáin. El último tramo discurre de nuevo por hayedo y un sendero marcado nos va guiando, aunque el bosque está limpio y se puede ir por donde se quiera.



Finalmente, y casi sin enterarnos, salimos del bosque y remontamos los últimos metros que nos quedan hasta la cima, con el típico caos de rocas que encontramos también en el Autza o el Baigura.





Cima del Zuriáin [Suriáin, Xuriain] (1410 m.). Preciosas vistas hacia todos lados. Algo menos de 1 h. desde el collado de Urrabi.





Veamos primero un vídeo de las vistas generales de las que gozamos aquí arriba.



Y ahora en fotos:

El cordal que viene desde el Ocolín y el Sayoa.



El ganado campa plácidamente en las laderas que vienen del collado de Sagardegui, que nos separa del Sayoa. Por ahí vinimos la otra vez que subimos a ver atardecer desde aquí, el año pasado.



Al fondo se destaca el Autza.



Muy abajo ha quedado el Eguide.





Haciendo fotos a todos lados.



La sombra del Zuriáin se ensancha hacia el Pirineo.



Adi y Pirineo detrás.











Elke y Pausarán. ¡Cómo me gustan esas montañas!



La Cuenca de Pamplona casi al alcance de la mano…



Pero sin duda, lo que más nos cautiva es la sucesión de lomas destacadas por las neblinas del atardecer que tenemos mirando hacia el poniente...









Desde luego, es un momento que invita a contemplar. Hay una paz total. Nada de viento, temperatura ideal, y un silencio absoluto solamente quebrado por los cencerros de las ovejas que pastan a nuestros pies.



Los de siempre en la cima.





Pero hay que irse así que nos despedimos del vértice y el buzón…





… y de las lomitas brumosas.



La bajada la hacemos por el mismo camino que por el que hemos subido.
Los brotes de las hayas a punto de despuntar.



Hayas, cielo y luna…



Y aquí dejo algunas fotos del camino de vuelta.







Últimas luces en el Pirineo.





Hojas recién nacidas.



Camino de vuelta.







Llegando al collado de Urrabi vemos las últimas luces acariciando la cima del Eguide.





Y ya con poca luz continuamos hasta el coche.





Ha sido una salida estupenda. La verdad es que esta zona está muy cerca y una vez que la vas conociendo da mucho juego. Son unos hayedos y unas cumbres preciosos.
Hasta la próxima.


----------------
Acceso desde Lanz
----------------


Desde Lanz se puede subir directamente al Zuriáin principalmente por tres itinerarios:

1.- Subiendo desde Lanz hasta la borda Petrinenea y de ahí al collado de Barabar por un camino ancho y claro que recorre la cresta de Lababota y rodea el monte Garbiz (aquí se puede ver este recorrido de Lanz al Collado de Barabar). En el collado de Barabar nos unimos al itinerario descrito en esta entrada. (9,3 km. / 850 m. de desnivel, hasta la cima)

2.- Subiendo desde Lanz hasta la Borda de Xinbornea y de ahí, por el camino de la derecha que remonta el barranco de Txorrostarri, hasta el Collado de Urrabi (aquí se puede ver el recorrido por este recorrido hasta el collado de Urrabi), donde se enlaza con el itinerario aquí descrito. (8,9 km. / 920 m. de desnivel, hasta la cima)

3.- Subiendo desde Lanz hacia el collado de Errebelu hasta la bifurcación (aquí se puede ver el recorrido hasta este punto) en que tomamos el camino que remonta el barranco de Mediano y el de Urrabi hasta las cercanías del Sabaiaundi (aquí se puede ver una descripción de este camino, aunque en sentido descendente), donde enlazamos con el itinerario aquí descrito. (10,2 km. / 950 m. de desnivel, hasta la cima)

En este enlace se puede descargar un archivo kml con los principales accesos al Zuriáin desde Lanz y Arizu.


Enlaces externos:

* Circular desde Lanz pasando por el Zuriáin. Track de la ruta anterior.
* Atardecer desde el Sayoa y el Zuriáin.
* Track de una circular que recorre Lanz - Zuriain - Sayoa - Okolin - Lokieta - Lanz.

3 comentarios:

jefoce dijo...

Un reportaje soberbio. Muy bien contadas las sensaciones. Qué paz. La verdad es que ir al monte de tardera tiene encanto.

kunzuilh dijo...

Muy buenas Mikel!
Y qué lo digas. Lo mejor de esa salida fueron las sensaciones. No sólo me sentía lejos de la civilizacion, sino lejos de esta época. Esos montes tienen algo que te atrapa en un tiempo anterior e indeterminado... No sé cómo expresarlo... pero me encanta.
Un saludo!

xabierandueza-berriozar dijo...

Aupa.Menuda gozada el poder andar por esos hayedos recien brotadas las hojas.Un recorrido estupendo.Que sigais disfrutando.
Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...