viernes, 16 de enero de 2009

Ascensión a Baigura (1474 m.) - Ruta circular

Fecha: 16 enero 2009.
Cimas: Baigura (1474 m.).
Punto de Partida: Azparren.
Tipo de ruta: Circular.
Desnivel aproximado acumulado: Unos 760 m.
Tiempo aproximado sin paradas:
Otras observaciones:

Photobucket

El viernes pasado, día 16 de enero, ya que el día apuntaba bueno decidimos hacer una salida cuando yo acabara mi clase de orquestación. Era un poco tarde ya, pero más valía eso que nada.
Nuestro objetivo, uno de los ansiados desde hacía tiempo: Baigura (1474 m.), techo de los Montes de Areta, al este del Pirineo de Navarra.



El punto de partida de esta ruta es el singular y pequeño pueblico de Azparren (810 m.), perdido entre las montañas.
Aquí está nuestro recorrido:


Ver El Toledano Errante - Recorridos en un mapa más grande

Podéis descargar aquí el archivo kml para visualizar el recorrido en Google Earth.

También os dejo el mapa pintado, como siempre, a mano. En rojo lo que hicimos y en verde otras posibilidades de recorridos de la zona.

Photobucket

Ahora algunas instantáneas del lugar. Un sitio donde ya empezábamos a respirar la tranquilidad que nos acompañaría el resto del día.

Photobucket

Photobucket
Como se puede ver en el reloj de la iglesia salimos sobre la 1,15 del mediodía, no demasiado temprano, la verdad...
En la parte alta del pueblo y por el lado derecho de la loma que baja desde Baigura comenzamos nuestro recorrido, por una ancha pista que discurre junto a la regata de Belka.

Photobucket
Ya desde muy pronto la pista estaba cubierta de nieve o de hielo en muchos tramos.

Photobucket
En cosa de media hora llegamos al primer collado del recorrido: el Collado de Ollartze (1026 m.). Frente a nosotros están las laderas del Baigura que habremos de remontar.

Photobucket
Una escalerilla en la alambrada de nuestra izquierda nos permitiría tomar un bonito camino que, posiblemente, nos lleve a la Peña de Azparren o al collado al que nos dirigimos ahora pero dando más vuelta. Así pues, tras tantearla un rato y ver que no es lo que buscamos, continuamos bajando unos metros más por la pista.

Photobucket
Efectivamente, un poco más abajo del collado arranca nuestra senda de una curva de la pista. Comienza subiendo en fuerte pendiente y, en cuanto se adentra en el bosque, gira a la derecha, por terreno más empinado aún.

Photobucket
Tras este fuerte pero breve repecho, la senda continua ascendiendo poco a poco entre el matorral bajo adentrándose en el valle que tenemos a la derecha. Por fin empezamos a tener bonitas vistas de las peñas del sureste: Peña Azarte, Arizgaña, Peña de La Raja...

Estas cimas nos atraen y finalmente las recorrimos
en una ruta que hicimos unos meses después. [
enlace]

Photobucket
Continuamos y salimos a un camino algo más ancho que tomamos a la derecha, internándonos entre unos pinos para dar en seguida con una alambrada. A su vera discurrirá ahora nuestra senda hasta el siguiente collado, el que separa el Alto de Jaun Done Mikel (1163 m.) de los contrafuertes que descienden desde Baigura.

Photobucket
Por aquí la nieve tiene unas curiosas formas.

Photobucket
Por fin en el siguiente collado (1121 m.), a poco más de media hora del de Ollartze. Desde aquí apreciamos por donde hemos de remontar para llegar a los llanos superiores, ya cerca de la cumbre.

Photobucket
Una mirada al oeste nos muestra las atractivas cumbres de Elke (1294 m.) y Pausaran (1276 m.), centinelas de la Sierra de Osa. Tras ellos se intuyen también los paredones de roca de Larrogain (1277 m.), guardián a su vez de la Sierra de Labia. Estas cumbres espero que sean visitadas por nosotros en breve...

Photobucket
En fin, nosotros a lo nuestro. Continuamos siguiendo la alambrada hasta encontrar en ella una puerta por la que podemos pasar al otro lado, por donde continúa nuestra senda.

Photobucket
El camino transita entre abundante boj (sin que llegue a estar muy cerrado en ningún momento) a media ladera, subiendo suavemente. Ya empezamos a encontrar más nieve. Detrás nuestro quedan las siluetas de Izaga y la Higa de Monreal.

Photobucket
En algún tramo atravesamos pequeños grupos de árboles dispersos por acá por allá.

Photobucket
Al fin, tras 25 minutos que se nos hicieron eternos (incluso pensábamos que nos habíamos pasado del desvío correcto), el camino, que había ido en dirección sureste, vira hacia el norte y luego al noroeste para acceder a los llanos superiores por una vaguada poblada de hayas que se desprende desde la cresta rocosa. En este punto tenemos algún que otro claro que nos permite gozar de estas espléndidas panorámicas hacia el Embalse de Itoiz, la Peña Izaga y la Higa de Monreal.

Photobucket
Tomamos el camino que asciende ya de modo claro por un bosque de hayas. Es importante encontrar el arranque del mismo bien, a la entrada del bosque. Está señalado con un pequeño cairn y una vez tomado no tiene pérdida.

Photobucket
Subimos poco a poco por esta agradable senda dentro del bosque y, en quince minutos, casi sin saber cómo y sin esperarlo, salimos a los llanos superiores. Supongo que sin nieve serán bonitos prados, pero ahora todo es un manto blanco virgen. Se ve que no viene mucha gente por estos lares. Toda la nieve que pisamos en este día (excepto la pista de descenso que tenía huellas de un vehículo) era nieve virgen, lo que daba un aspecto más bucólico a todo el entorno.

Photobucket
Rodeamos los árboles por la derecha para ver dónde estamos y nos encontramos con una amplia explanada desde donde va podemos divisar la cumbre con su vértice geodésico. Nos encontramos en el Hoyo de las Patatas, según nuestro mapa.

Photobucket

Photobucket
El sitio es tan bonito que dan ganas de no parar de hacer fotos.

Photobucket

Photobucket

Photobucket
Photobucket
Avanzamos un poco más y aparece a nuestra izquierda el collado que separa el Maices o Maitza (1385 m.) del Baigura. Son los Llanos de Baigura, un rincón para no olvidar. Al fondo a la izquierda tenemos la cumbre del Maices. Allí abajo sales cuando subes por la vía normal que viene de Azparren, más directa, y que está señalizada con marcas de PR.

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Desde aquí sólo queda ir entre la nieve en la dirección en que habíamos visto la cumbre hace unos instantes.

Photobucket
Una mirada atrás nos muestra el sitio en que estábamos hace un rato.

Photobucket
¡Qué sitio tan bonito!... ¡y qué cansancio llevo ya encima..., las navidades sedentarias me pasan factura!

Photobucket
Atravesamos otro pequeño bosquecillo, siempre en la misma dirección.

Photobucket
Photobucket
Después ya tenemos otra vez a la vista la cumbre. Un último empujón, que ya llegamos...

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Las montañas de Roncesvalles, con el Ortzanzurieta (1567 m.) dominando, destacan a nuestra izquierda.

Photobucket
La cumbre está formada por un conjunto caótico de grandes bloques de piedra, como si fueran las ruinas de una antigua construcción. Por entre los bloques y con mucho cuidado (con la nieve resbalan mucho) avanzamos hasta la cumbre.

Photobucket
Juan Luis llega el primero (le gusta ganarme siempre... y está en mejor forma que yo...)

Photobucket
... y ya puede gozar de estas maravillosas vistas del Pirineo.

Photobucket
Abajo tenemos el pueblito de Abaurrea Alta, el pueblo más alto de Navarra, a 1039 m. de altura.

Photobucket
Las vistas hacia los Pirineos son preciosas.

Photobucket
En esta panorámica he puesto los nombres a las cumbres que se ven. Creo que están todos bien.

Pirineos desde Baigura

Aquí algunos de los ejemplos más claros. Los nombres los pongo de izquierda a derecha en cada foto.

Pala de Ip, Punta Escarra, Pala de Alcañiz y Collarada.

Photobucket
Castillo de Acher, Agüerri y Bisaurín.

Photobucket
Petrechema, Pico Sobarcal, Mallo Acherito y Chinebral de Gamueta. Qué buenos recuerdos de esa zona...

Photobucket
Pene Blanque y la Mesa de los Tres Reyes.

Photobucket
Anie, como dice en un libro que tengo, "pura belleza en forma de montaña".

Photobucket
Ori, primer dosmil del Pirineo occidental.

Photobucket
Juan Luis sigue con sus fotos artísticas...

Photobucket
... y yo con las mías...

Photobucket
... subido al vértice, comiendo y sacando fotos.

Photobucket
A la izquierda de la peana del vértice se distingue el buzón rojo de la cima.

Photobucket
Y esta es la placa del vértice indicando el nombre y la altura.

Photobucket
Al sureste tenemos la cima de Motxorro o Txamorro (1451 m.), a la que se puede llegar fácilmente en unos 20 minutos yendo hasta el collado que lo separa de nosotros.

Photobucket

Photobucket
El valle de Urraul Alto a nuestros pies.

Photobucket
Hacia el otro lado vemos el camino por el que hemos venido. Sólo nuestras huellas hollan la nieve. En el horizonte se recortan las siluetas de Izaga y la Higa de Monreal, detrás del Embalse de Itoiz.

Photobucket
Las cumbres de la Sierra de Osa y de la de Labia.

Photobucket
Supongo que estos son Adi y Saioa, a la izquierda, y Auza, a la derecha. Están cargaditos de nieve...

Photobucket
Las cumbres de Roncesvalles, con Ortzanzurieta como cumbre principal.

Photobucket
La foto de la cima. No sé Juan Luis qué andaba buscando por el otro lado...

Photobucket
Una última mirada al camino por el que hemos venido antes de continuar nuestra ruta.

Photobucket
Ahora continuamos por donde teníamos pensado para hacer nuestra ruta circular. Bajaremos por el otro lado de la montaña. Desde la cumbre veíamos un collado en dirección nor-nordeste, que es hacia donde tenemos que ir, prácticamente alineado con Abaurrea Alta.
En teoría hay un camino que baja por en medio del bosque, señalizado con marcas de plástico en algunas hayas, pero con tanta nieve optamos por continuar un poco por la arista de la cima, como si fuéramos hacia el Motxorro, y bajar luego a la izquierda por en medio del bosque y siempre en dirección nor-nordeste. Se trata de un rincón precioso.

Photobucket
Photobucket
Al cabo de un rato nos encontramos con el camino, claro a pesar de estar cubierto de nieve. Lo seguimos guiados por las marcas de plástico de los árboles y salimos al collado al que nos dirigíamos (1252 m.). Hemos tardado media hora desde la cima. Aquí nos encontramos con las huellas que ha debido dejar alguien con un quad. Éstas nos van a facilitar seguir el camino hasta el Collado de Seibides.

Photobucket
En realidad sólo tenemos que ir a la izquierda rodeando la loma que teníamos delante, descendiendo poco a poco, primero al noroeste y luevo virando al nordeste para acabar bajando directamente en dirección norte hasta el collado.

Photobucket
Los colores del atardecer nos dejan estas preciosas estampas entre los árboles.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket
Photobucket
Abajo se divisa ya el collado.

Photobucket
Y aquí estamos. Collado de Seibides (1195 m.). Las lomas de Asdoia se doran con las luces de la tarde. Hemos tardado otra media hora desde el anterior collado. De aquí al pueblo hay hora y media (quizás menos sin nieve), aunque nosotros aún no lo sabíamos...

Photobucket
Nos extasiamos viendo los efectos de la puesta de sol sobre los Pirineos. ¡¡Qué cosa tan bonita!!

Photobucket

Photobucket
Pero son ya las 17,45 y la noche avanza rápidamente, así que continuamos nuestro camino. Por aquí viene una pista que sube de Abaurrea Alta. La tomamos hacia la izquierda para enfilar el valle que baja hasta Azparren, siempre en dirección oeste más o menos.
En pocos minutos llegamos a los Llanos de Astaibe, donde cruzamos una alambrada y las huellas que venimos siguiendo se van a la derecha, hacia el norte. Nosotros hemos de tirar a la izquierda.

Photobucket
Nos metemos en el bosque y continuamos siguiendo el curso de la regata de Abaurreta. Al principio vamos por su margen derecha, pero como por aquí no se ve que continúe ningún camino miramos en la otra orilla y, efectivamente, por allí continúa una pista bastante ancha. El camino consiste ya en seguirla, pasando varios cruces donde debemos elegir siempre el camino que siga valle abajo, a veces a un lado y a veces a otro lado de la regata. En principio debemos ir hacia el oeste, aunque a veces, por las revueltas del camino, vayamos un tramo en otra dirección.

Así continuamos nuestro recorrido, siempre por nieve hasta escasos minutos antes de llegar al pueblo. Vimos aparecer poco a poco algunas estrellas entre los árboles y gozamos de la tranquilidad más absoluta. Cruzamos el desvío señalizado como PR, que es la ruta normal de subida a la cima, y ya desde aquí el camino se convierte en una ancha pista por la que continuamos hasta llegar a Azparren a eso de las 19,15.

Photobucket

Photobucket

Photobucket
Y aquí acaba esta agradable ruta.

4 comentarios:

Kepa dijo...

Jodo, pasas de Alcazar de San Juan a Baigura casi sin inmutarte jejejeje. Navarra, tan cerca y tan lejos...

Esas rutas sencillas y disfrutonas a montes de ese tipo, que son miradores increibles me encantan

Kunzuilh dijo...

Ya te digo, por eso soy "errante", jeje.
Ahora en invierno me estoy aficionando mucho a estos montes bajos de la Navarra profunda. Es como pasear por tierras vírgenes, una pasada! Y las vistas que te encuentras, como dices, son alucinantes.
Saludos Kepa!

Jonathan dijo...

Incredible Gonzalo!!! Me ha encantado, cuando vaya a pamplona algun fin de semana hacemos una excursion please. Ha sido emocionante ir siguiendo la ruta y las fotos geniales, un saludo

Kepa dijo...

jejejjeje, sin duda era el vivac que yo hice, aunque es posible que otros montañeros lo mejoraran, pero sin duda era el mio, ya que cuando fui yo no había ninguno....

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...