miércoles, 20 de abril de 2011

Autza desde Iñárbil visitando el Xorroxin

Fecha: 17 de marzo de 2010.
Cimas: Burdingurux [Burdingurutx] o Jarleku (980 m.), Sakana o Antchola [Antzola] (1119 m.), Arrigorri [Harrigorri] (1113 m.), Autza [Hautza, Auza] (1304 m.).
Punto de Partida: Auzako Borda (carretera de Iñárbil a Iñarbegui).
Tipo de ruta: Circular.
Desnivel aproximado acumulado: 1290 m.
Tiempo aproximado sin paradas y a un ritmo tranquilo pero constante: 5 h. 10 min.
- Coche – Xorroxin: 25 min.
- Xorroxin – Dolmen Iñarbegui (por la carretera): 1 h. 5 min.
- Dolmen Iñarbegui – Burdingurux: 1 h. 10 min.
- Burdingurux – Arrigorri: 45 min.
- Arrigorri – Autza: 25 min.
- Autza – Coche: 1 h 20 min.

Otras observaciones: Aparte del desnivel y distancia recorrida no hay ningunda dificultad especial. Eso sí, hay varios puntos que requieren saber orientarse fuera de sendero.



Continúo recuperando salidas antiguas de las que no había hecho reseña. En este caso, se trata de una ruta circular por el Baztán el año pasado que nos llevó a conocer la cascada del Xorroxin y la cima del Auza (aparte de otras menos importantes).

Aquí os dejo el recorrido que hicimos en Google Earth.


Ver Auza desde Iñarbil en un mapa más grande

En verde está señalado el tramo de PR que no hicimos por no conocerlo bien.

Aquí podéis descargar el archivo kml para visualizarlo en Google Earth directamente. En él he señalado la variante del PR que no tomamos por despiste.

El perfil altimétrico y la distancia.



El track (elaborado a mano, no sobre el terreno) en wikiloc.

Mapa del recorrido sobre la cartografía topográfica.

Mapa circular al Auza


Para llegar al punto de partida hemos de ir hasta Errazu (en la subida hacia el Puerto de Izpegui) y una vez atravesado el pueblo tomar un desvío a la derecha que nos lleva a Iñárbil. A la salida del pequeño casco urbano, junto a una fuente de agua fresca tenemos de nuevo un desvío a la derecha. Hay una señal que indica "Casa Rural Semperenea" o algo así. Por esta carretera se va al dolmen de Iñerbegui. La tomamos y en poco menos de un kilómetro llegamos al punto en que dejamos el coche.
Aparcamos justo donde comienza el camino que nos lleva a la cascada del Xorroxin y donde saldrá nuestro camino de bajada al final del día. Estamos junto a la Auzako Borda.



Un poste señalizador junto a donde hemos aparcado nos indica el camino al Xorroxin.



Tomamos un bonito camino que nos baja hacia el cercano pueblo de Gorostapolo.







En apenas 10 minutos desde el coche llegamos a la parte baja del valle y nos cruzamos con el camino que viene de Gorostapolo. Un nuevo poste señalizador nos indica por dónde hemos de seguir (dirección Iñarbegi).



Pocos metros más adelante encontramos una bifurcación señalizada. Ahora vamos a ir por la derecha para asomarnos al Xorroxin. Luego volveremos a este mismo punto y subiremos por la izquierda, en dirección a Iñarbegui.



En el camino encontramos algunos árboles imponentes como este.



Siguiendo las señales continuamos hacia el Xorroxin.



Hemos de vadear el arroyo para seguir por la otra margen.



Y por fin llegamos. Unos 25 minutos desde el coche. Se trata de una hermosísima cascada donde nos entretenemos un rato haciendo fotos.





Nos encontramos a un grupo de excursionistas franceses con quienes intercambiamos unas pocas palabras.



El Xorroxin.









Continuamos nuestro camino, que aún nos quedan muchos kilómetros por delante. Volvemos a la bifurcación anteriormente citada y subimos por el camino de la izquierda, siguiendo un PR que nos lleva a Iñarbegui. Pronto llegamos a la altura de una borda preciosa: Dolareko Borda.









Pero no fue bueno ponernos a hacerle fotos, porque nos despistamos y no vimos el desvío del PR. Seguimos por el camino principal y salimos a la carretera. Antes de llegar a esa borda deberíamos haber visto un desvío que se sale de la pista principal a la derecha y que nos lleva a Iñarbegui por debajo de la carretera. Pero no nos dimos cuenta, y como no sabíamos bien por dónde iba el PR optamos por seguir por la carretera.
Fueron 3 km. de asfalto que nos habríamos ahorrado por el PR, pero bueno, al final llegamos al mismo sitio. En el archivo kml que he puesto al principio para descargar se pueden ver las dos variantes.
Mientras avanzamos las vistas hacia el valle se amplían y se vuelven más bonitas.



Tras esos 3 km. de carretera vemos la salida del camino que debíamos haber seguido… Para la próxima ya tenemos bien aprendida la lección.



Vemos enfrente una bonita borda en la que entran las ovejas.



Continuamos unos pocos metros más por la carretera y llegamos al dolmen de Iñarbegui o de Sorginetxoa. Nos desviamos para verlo.







Estamos bajo el Autza, a donde vamos a subir en breve.



Desde el dolmen seguimos en la dirección que traíamos para bajar de nuevo a la carretera. Seguimos por ella en dirección este (más o menos) y en pocos metros llegamos a una bifurcación. El camino de tierra de la izquierda acomete la subida al Autza por su espolón suroeste. Es el camino más directo para subir a la cima desde donde estamos, pero nosotros tenemos otros planes…



Continuamos por la pista asfaltada y pronto dejamos otro desvío a la derecha: el que nos lleva a la casa rural Semperenea.



Continuamos recorriendo esta pista que nos introduce en Iñarbegui, un bello conjunto de bordas y caseríos.
Más adelante dejamos una cuesta que baja a la derecha para cruzar al otro lado del valle.



Justo en ese cruce se encuentra la Agerreko Borda, donde nos encontramos con unos bonitos caballos "peinados".







Desde aquí vemos la ladera que hay a nuestra derecha, por la que subiremos al cordal fronterizo.



Seguimos hacia el fondo del valle por la pista que se vuelve de tierra y ésta llega a la borda de Otondo, donde gira a la derecha. Nosotros no bajaremos a la borda sino que seguiremos de frente, por un camino cubierto de hierba.





Algo más adelante el camino cruza el arroyo y se bifurca. Nosotros tomaremos por la derecha subiendo hacia las ruinas de la Agerreko Borda.



Las laderas están cubiertas aún de una hierba amarillenta.



Llegamos a las ruinas de la Agerreko Borda



Desde aquí tiraremos para arriba siguiendo la loma que desciende del Burdingurux. Se puede seguir por los restos de un antiguo camino o ir por cualquier sitio.





Vamos ganando en perspectiva sobre el valle.



Y seguimos por la empinada cuesta. La cartografía antigua 1:50.000 y la más moderna de 1:25.000 denominan a esta loma Urdandiguietaco-Eguía [Urdandigietako-Egia]. Sin embargo, en la 1:5.000 del SitNA sólo aparece el topónimo Urdandegieta y está situado algo más al sur.





Llegamos a una pequeña altura de 911 m. ya casi arriba de la loma. Es una especie de joroba que desciende luego unos pocos metros a un recoleto collado para continuar luego la subida hasta la cima del Burdingurux. En este colladico se encuentran las ruinas de la Burdinguruxko Etxola. El lugar es realmente curioso y casi mágico.







Tras estar un rato allí retomamos el ascenso y en unos 10 minutos nos plantamos en la cima del Burdingurux (980 m.). Un simple hito de piedras marca el punto más alto.



Estamos en el cordal fronterizo con Francia. Es un sitio realmente precioso. Cubierto de hierba (aunque ahora no esté muy verde) y salpicado de hayas aquí y allá. Ahora continuaremos a la izquierda (dirección NNE) para ir hacia el Autza siguiendo el cordal.









Unos metros a nuestra derecha encontramos la muga fronteriza 110. Aquí los denominan "mugarris", que significaría algo así como "piedra fronteriza". La palabra "muga" se emplea aquí para designar las fronteras o límites.



Este caballito blanco en este paraje no hace más que aumentar lo onírico de la escena. Ahora mismo no nos extrañaría ver que es un unicornio…





Continuamos nuestro camino por el cordal hacia el Autza. Pronto nos topamos con el mugarri 109.



Vemos que están quemando pastos en muchas zonas hacia el este. Creo que esa zona es Francia, el Valle de Alduides.



Llegamos al collado de Istauz, donde llega una carretera francesa desde Banca.
Seguimos subiendo y nos topamos con el mugarri 108.



La pendiente que nos lleva a la cima de Sakana o Antchola.



Mirando hacia abajo vemos el collado de Istauz con la carretera francesa que llega a él. El pequeño pico que hay al otro extremo es la cima de Istauz o Ichtauz (1022 m.).



Ganando vistas hacia el Valle de Alduides.





La muga 107.



Y al final de esta cuesta la muga 106. Ya tenemos la mole del Autza delante.



A nuestra derecha tenemos el punto más elevado de esta plana cima. Me acerco a él, pero no encuentro ningún indicativo de cima, aparte de unas piedras más o menos amontonadas.





Vistas hacia el valle de Alduides. Detrás asoma el Ori nevado, con una perspectiva a la que estamos poco acostumbrados.



Descendemos al pequeño collado de Lezeta, que nos separa del Autza, y nos encaminamos hacia la cumbre siguiendo el lomo cimero.





Asoma el Arrigorri, un curioso espolón de roca rojiza que se desprende desde al Autza hacia el este. Iremos primero a asomarnos allí antes de continuar la ascensión al Autza. Mi hermano está feliz por estos parajes.



EL Ori se va viendo mejor cada vez.



Llegamos a una zona de rocas que contiene un corral en su interior. Es un rincón curioso.





Llegamos a un punto en que vemos a nuestra derecha el Arrigorri. Estamos prácticamente a la misma altura, así que abandonamos la subida que íbamos haciendo por el hombro de la montaña y nos desviamos a la derecha por un sendero que nos lleva al Arrigorri.



El desvío mirando hacia atrás.



Mientras mi hermano se espera allí para hacer fotos del recorrido, me acerco yo primero.



Aquí soy una manchita apenas perceptible a la izquierda de la foto.



Encaramándome en la cima.





Y en poco más de 5 minutos desde que dejé el camino de subida al Autza me planto en la cima de Arrigorri (1113 m.). Unos 45 min. desde el Burdingurux viniendo con calma.



Algunas vistas:
A la derecha, hacia el Valle de Alduides. A nuestros pies, aunque no se ve, está el pueblo francés de Banca.



A la izquierda, hacia el collado de Elorrieta o Elorta. Destaca en el centro la cumbre de Elhorriko Kaskoa, por coyas faldas discurre una pista que desciende hacia Saint-Etienne-de Baïgorry. A nuestros pies las hayas aún no han despertado del letargo invernal.



El Ori ya se ve mucho mejor desde aquí.



Mientras estoy gozando de las vistas mi hermano viene a reunirse conmigo.



Desde aquí veo perfectamente, mientras viene, por dónde vamos a subir ahora los casi 200 m. que nos separan de la cima del Autza.



Me alejo de la cima para hacerle algunas fotos a Juan Luis encaramándose al Arrigorri.







Nos despedimos momentáneamente del Ori…



… y enfilamos la subida.



Pronto daremos con un sendero bien pisado y con numerosos hitos que nos guían en nuestro ascenso.









La parte final de la subida discurre por un terreno repleto de bloques de piedra. No dejan de llamarme la atención estas cimas herbosas que en su parte más alta están plagadas de estos bloques rotos de piedra, como pasa también en el Zuriáin o el Baigura.





Y por fin nos plantamos en lo más alto. Unos 25 min. desde el Arrigorri. Autza [Auza, Hautza] (1304,50 m.). Es la cima más emblemática de los alrededores.







Vistas hacia el este. El valle de Alduides salpicado de pequeños caseríos. El Ori destaca al fondo.



Hace mucho viento y buscamos algo de cobijo entre unas rocas, bajando un poco hacia el norte de la cima. Aquí comeremos mientras contemplamos a nuestros pies el Valle del Baztán. En el centro destaca Errazu y se distingue también el pequeño conjunto de Iñárbil, por donde pasamos esta mañana.



En numerosas laderas se multiplican los incendios "controlados" de pastos. Es una pena porque nos enturbian un poco las vistas hacia muchos sitios.





Después de comer volvemos a cercarnos a la cima para hacernos algunas fotos y comenzar con el descenso.





Desde la cima se desprende hacia el oeste una pequeña "mesetilla" cubierta de rocas puntiagudas. Da la impresión de ser un enorme cementerio y es muy curioso. Luego bajaremos por allí de la cumbre.





En la cima con mucho viento…





El Ori, envuelto en humos de incendios…





Aquí se aprecia parte del camino por el que hemos venido. Subimos al cordal fronterizo por esa difusa línea marrón claro que se ve hacia el centro de la foto entre los árboles sin hojas. Una vez arriba, vinimos siguiendo todo el cordal hacia la izquierda de la foto, para subir luego a la cima.



Éstos pastan aquí con total tranquilidad.





Según avanzamos hacia el oeste de la cima, vemos claramente el hombro de la montaña que se desgaja hacia el suroeste y por el que podríamos haber subido en directo desde Iñarbegui si hubiésemos tomado el desvío que indiqué en su momento.



Vamos hacia el "cementerio" de la antecima oeste. Un paraje realmente curioso.







Lo que podemos entrever del pirineo entre los humos de la quema de pastos.





Y, una vez atravesado este curioso lugar, tenemos por delante la inmensa loma herbosa que hemos de descender ahora para volver al coche, unos 900 m. más abajo.



El valle a nuestros pies…



… y comenzamos el descenso.
La referencia será siempre seguir el lomo que desciende desde la cima. Iremos virando paulatinamente de dirección O a dirección N. A ratos encontramos un sendero que lleva nuestra dirección. Al llegar a una zona rocosa denominada Arpegiko Harria, cerca de la cota de 800 m., hacemos una pequeña curva a la izquierda (O, ONO) siguiendo un sendero que desciende y que tomará posteriormente una clara dirección N. que nos llevará a desembocar en un cruce de caminos que hay en la parte inferior de la montaña.
El inicio del descenso.



Vemos a nuestra izquierda el espolón suroeste de la montaña del que he hablado más arriba. Perdemos altura rápidamente.



Algunas fotos más del descenso.











Ahí nos espera el coche.



Gorostapolo invadido por la luz de la tarde.



Pasamos junto a tres enormes… ¿robles? No me acuerdo bien de qué eran. Aquí hacemos una parada para decidir por dónde seguimos. Estamos más o menos en la cota de 650 m.



La luz de la tarde me encanta…





El caso es que no decidimos bien y nos fuimos más a la izquierda de lo que debíamos… Y al final tuvimos que atravesar un bosquecillo de pinos algo sucio y alguna que otra zarza hasta salir al camino que buscábamos. Pero bueno, no hubo mayor contratiempo. En el Track del recorrido indico el camino correcto que deberíamos haber seguido.
Al llegar a los tres árboles grandes deberíamos haber cruzado un murete de piedra arruinado y haber seguido en dirección norte. Esto es importante, pues en seguida saldremos a un camino ancho que nos llevará a un cruce. El camino de la izquierda en ese cruce es ya el que nos lleva al coche y al que nosotros salimos más adelante pero un poco arañados, jeje.
En estas fotos, atravesando el bosque y saliendo al camino.





Marco natural.



Después de esta pequeña aventura (siempre tenemos alguna "enzarzada" o "embojada" en nuestras salidas, jeje) sólo nos queda disfrutar de la luz de la tarde en el Baztán. Una maravilla.



Llegamos al coche. Hemos tardado en bajar alrededor de 1 h. 20 min. (contando con nuestro despiste del camino en la parte final).



Con esta foto de la borda junto a la que hemos parado me despido en esta ocasión.



¡Hasta la próxima!


Enlaces externos:
* Ascensión desde el puerto de Izpegui.
* Ascenso desde Saint-Etienne-de-Baïgorry.
* Varias descripciones sencillas de ascenso desde tres puntos distintos.

2 comentarios:

xabierandueza-berriozar dijo...

Aupa Kunzuilh.Una preciosa circular que me la apunto para realizarla algún día.Yo he estado varias veces en el Autza pero siempre desde el puerto de Izpegi.Que sigas disfrutando.
Un saludo.

kunzuilh dijo...

Gracias Xabier!
Te la recomiendo mucho. Toda la zona de Iñarbegui me pareció de cuento y muy perdida... y la zona de las mugas muy bonita.
Ale, a seguir disfrutando tú también.
Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...