domingo, 24 de octubre de 2010

Ascensión a Peña Telera (2761 m.)

Fecha: 25 de agosto de 2010
Cimas: Peña Telera (2761 m.)
Punto de Partida: Parque Faunístico de Lacuniacha.
Tipo de ruta: Ida y vuelta.
Desnivel aproximado acumulado: unos 1570 m.
Tiempo aproximado sin paradas y a un ritmo tranquilo pero constante: 7 h. (unas 4 h. de subida y 3 h. de bajada).
- Lacuniacha - Ibón de Piedrafita: 45 min.
- Ibón de Piedrafita - Base Canal de Cachivirizas: 50 min.
- Base Cachivirizas hasta la parte superior: 1 h.
- Salida canal Cachivirizas - Inicio de la Chimenea: 20 min.
- Inicio de la Chimenea - Cumbre: 1 h.
- Cumbre - Lacuniacha: 3 h.

Otras observaciones: El Paso Horizontal es altamente peligroso con nieve. Asegurarse antes de ir del estado en que está. La "chimenea" es realmente una pared con multitud de agarres de buena roca y que no está apenas expuesta, pero puede impresionar mucho a personas que no están acostumbradas a la verticalidad, especialmente al bajar.
Es importante recordar bien qué sendas de atajo hemos tomado en la pista del principio, pues a la bajada puede ser fácil despistarse (hay más sendas) y acabar más abajo de lo esperado.



¡Por fin conquistada Peña Telera (2761 m.)! Una de esas montañas que teníamos pendiente desde hace tiempo y que tuvimos que dejar a medias la otra vez que la intentamos. Pero eso sólo hace que en esta ocasión el sabor de boca que te queda sea mejor aún.
El miércoles 25 de agosto nos hizo el buen tiempo que necesitábamos y nos fuimos temprano hacia Piedrafita de Jaca. La ascensión la hicimos por donde la otra vez, por el Ibón de Piedrafita, la Canal de Cachivirizas y el Paso Horizontal. La cima tiene unas vistas impresionantes sobre el Valle de Tena y sobre las cimas que van desde el Midi d'Ossau hasta el Macizo del Monte Perdido.
Pasemos, pues, a la descripción de la ruta.


Éste es el recorrido que hicimos.


Ver El Toledano Errante - Recorridos en un mapa más grande

* Podéis descargar aquí el recorrido en formato kml para ver en Google Earth.

Aquí tenéis el track (dibujado a mano) en wikiloc.



Aquí el perfil de la ascensión:



Y aquí dejo el mapa de la ruta que hicimos, sobre la base cartográfica 1:25.000 del IGN.



Como he dicho, partimos del Parque Faunístico de Lacuniacha, en el pueblo de Piedrafita de Jaca.
Al llegar al pueblo, un letrero indica la pista asfaltada por la que hemos de ir.
Como toda la primera parte de esta ascensión ya la describí en su día ([ver la descripción aquí]), no voy a ser muy prolijo en explicaciones hasta lo alto de la Canal de Cachivirizas. Si se quieren más detalles, se puede seguir el principio desde la otra entrada y luego (pinchando en el enlace correspondiente) ver la continuación en ésta.
Comenzamos por la pista que lleva al Ibón, tomando los atajos que van acortando las curvas.



El Ibón de Piedrafita, en unos 45 min. desde el coche.



Desde aquí toca remontar la primera pedrera (por un sendero bastante marcado) y, siguiendo los hitos, salimos a las ladera herbosa que nos deja en la entrada de la Canal de Cachivirizas.



Desde aquí, las vistas hacia atrás empiezan a ser espectaculares.



Comenzamos la dura ascensión por la inmensa pedrera. En el círculo rojo hay una persona que bajaba, para hacernos a la idea de las dimensiones.



Según subimos las vistas se abren…



Y por fin llegamos arriba.



Se toma el camino que sala en diagonal a nuestra derecha (no es necesario llegar a la parte más alta de la canal, pocos metros por encima de nosotros)…



… y salimos frente a la impresionante cara norte de Peña Parda. La cima de Peña Telera apenas se intuye, justo a la derecha de la Peña Parda o Peña de Cachivirizas.



Hacia el sur tenemos las verdes laderas del Valle de Acumer y la Peña Oroel de Jaca al fondo.



Nosotros enfilamos hacia el paso horizontal, que discurre por un vertiginoso sendero a los pies de la cara norte de Peña Parda. En azul claro he indicado el trayecto aproximado.



Desde aquí el Embalse de Tramacastilla tiene un color precioso.



Y el Vignemale nos muestra una perspectiva imponente.



Pero volvamos al Paso Horizontal. Se discurre por un sendero claro en el primer tramo. No da una gran sensación de ser aéreo, pero se deben extremar las precauciones. En el círculo rojo estoy yo.



Una mirada atrás nos muestra el inicio del sendero. A la espalda de mi hermano se alza la imponente mole de la Corona del Mallo.



Tras unos minutos de discurrir por este sendero llegamos a este punto, lugar en que nos tuvimos que dar la vuelta la otra vez. Es un espolón rocoso (que más abajo pasa a ser hebroso) que se desprende de la pared de la montaña en dirección norte. Un gran hito señala que se trata de un punto importante, pues aquí hemos de descender un poco con sumo cuidado, pues nuestro sendero continúa un poco más abajo por un escalón rocoso bastante más expuesto que lo recorrido hasta ahora.



Una vez recorrido ese tramo, que es el más aéreo de la ascensión, salimos a una zona de hierba otra vez. Aquí abundan los Edelweiss.







Atrás ha quedado el tramo más comprometido de la ascensión. Para una persona con experiencia en la montaña y sin vértigo, en ausencia de nieve y con roca seca no supone el más mínimo problema. Pero puede ser peligroso para gente con vértigo o fácilmente impresionable cuando hay un buen "patio" a su lado. Como siempre, cada cual tiene que saber hasta dónde puede llegar…
Nosotros ahora descansamos un poco en este lugar…



… y disfrutamos haciendo fotos a los Edelweiss.



Pero no nos entretenemos mucho, que aún queda otro importante escollo a superar. Se trata de la "chimenea" (que en realidad es una pared con bastantes agarres, grado I+) que nos dejará en un pequeño valle colgado entre Peña Parda y Peña Telera.



Mientras nos disponemos a subirla, vemos que otros disfrutan de la montaña desde el aire…



Bueno, nos acercamos a la pared siguiendo los hitos. Una vez allí se pueden buscar distintas maneras de superarla. Lo más sencillo es seguir en todo momento los hitos que nos llevan hasta un lugar en el que la trepada es bastante sencilla, algo hacia la izquierda. Aquí se ve cómo es la pared y yo señalo por dónde hay que ir.



Aquí desaparecen los hitos y hay que trepar. Como se ve, hay agarres por un tubo y no es totalmente vertical.



Una vez que he superado la trepada le llega el turno a mi hermano.



Y finalmente salimos arriba. ¡¡Segunda prueba superada!! jejeje



A nuestra derecha los hitos continúan y nos van guiando por la empinada ladera que hemos de superar aún hasta la cima. Se hace un poco pesada y larga, pues so unos 40 minutos aún lo que falta y el cansancio se empieza a hacer notar.



Empezamos la subida, y tras un primer tramo de unos 15 min. salimos a una brecha imponente que cae hacia el Ibón de Piedrafita. Nos asomamos a ella.



Desde aquí se ve el pequeño valle colgado al que hemos salido tras superar la "chimenea", que parece un gigantesco tazón. Enfrente de nosotros se alza imponente Peña Parda… aunque dentro de poco estará por debajo de nosotros.



El camino sigue bordeando la brecha a la que hemos salido por la izquierda y afronta la última rampa de acceso a la cima, que se hace más empinada y pedregosa en su tramo final.





Hemos subido bastante, y ya vemos la cima de Peña Parda desde arriba…



Y por fin, tras una cuesta empinada, aparece frente a nosotros de improviso una zona casi llana y la cumbre a tiro de piedra. ¡Es una sensación maravillosa!





Y ¡¡¡¡¡cima!!!!! Pela Telera (2761 m.) por fin es "nuestra".



A nuestros pies está el Embalse de Búbal con la Sierre de Tendeñera detrás y el Macizo del Monte Perdido al fondo. Tenemos un día bastante claro. Envidiable.



Al oeste tenemos las cimas que cierran el Circo de Ip, con Collarada y la Pala de Ip destacando sobre el resto.



Los embalses de Tramacastilla y Escarra, con Balaitús, Pallas y Arriel al fondo.



Hacia el sur, las estribaciones de la Sierra de Partacúa y, solitaria en medio del llano, como un gigantesco buque encallado, la Peña Oroel de Jaca.



Un poco de zoom hacia algunas cimas:

El Anayet.



Midi d'Ossau.



Pala de Ip y Punta Escarra.



Pallas.



Balaitús.



Picos del Infierno.



Vignemale.



Macizo del Monte Perdido, Taillón, Astazus…



Y una panorámica identificando algunos nombres.



El resto de sierra hasta Peña Retona con el Circo de Ip al fondo.



Y las caídas de casi 1000 m. que tenemos hacia el norte…



Nosotros, estamos contentos de estar aquí.








Juan Luis pensativo, admirando el mundo que hay a nuestros pies…



Pero como todo en esta vida, nuestra estancia en la cima tiene que acabar. Hemos comido y disfrutado de la cima casi una hora y hay que comenzar el descenso, por el mismo camino que la subida.
Nos dirigimos hacia el sitio por el que llegamos aquí, con Peña Parda enfrente.



Aunque antes de irnos, nos asomamos para ver el ibón a nuestros pies. La caída es de vértigo…



Aquí se puede ver bastante bien nuestro itinerario de subida, con los atajos para ahorrarnos las curvas de la pista.



Ahora sí, comienza el descenso.



Hacia la "chimenea" de nuevo.



Destrepando.











Nos despedimos del reino del Edelweiss.



Todo el Paso Horizontal lo haremos ahora en sombra. Pero frente a nosotros sigue iluminada la Corona del Mallo.



Recorremos el tramo más expuesto…





… que pasa junto a la entrada de una cueva…



… y continúa por una ladera de vértigo…







… hasta subir al espolón en el que tomaremos el camino más sencillo.



Aquí tomamos un poco de aliento tras la tensión anterior y hacemos alguna foto.



Por ahí discurre el tramo que nos falta, que es más sencillo de lo que aparenta.



Aquí fotografiamos una Corona de Rey, que sólo florece una vez en la vida.



Tras el descansillo continuamos y por fin salimos del Paso Horizontal a la luz del sol. Aún queda día por delante…



Afrontamos de nuevo el descenso por la Canal de Cachivirizas, más incómoda al bajar que al subir…





La luz de la tarde empieza a dar otro volumen a las montañas. Peña Foratata, Arriel y Pallas.



Abajo el Valle de Tena.



Y enfrente la Peña Roya, extremo de la Sierra de Tendeñera.



Continuamos el descenso con preciosas vistas ante nosotros.



Y por fin llegamos al ibón, ya cubierto por las sombras.





Un vistazo atrás nos muestra por dónde hemos bajado.



Reponemos fuerzas y nos refrescamos en un fresco arroyo que desciende de la parte alta de la sierra.





Y afrontamos el último tramo de la excursión: bajar al coche por los atajos que acortan la pista.







Junto al Refugio de Telera.



Tras el refugio, hay que recordar bien el camino por el que vinimos, pues al bajar junto al arroyo hay una bifurcación. El camino parece seguir hacia la izquierda, pero hemos de cruzar el arroyo y seguir por la senda que va hacia la derecha, porque si no acabaremos en una pista distinta de la nuestra, bastante más abajo. Aparte, es importante recordar bien cuál fue el primer atajo que tomamos, pues si nos metemos por alguno de más, llegaremos más debajo de lo que queremos.







Y esto ha sido todo. Una ruta muy agradable y con un fuerte sabor a alta montaña que será difícil de olvidar…

Enlaces externos:
* Ibón de Piedrafita en Wikineos.
* Peña Telera en Wikineos.
* Peña Telera, travesía desde Lacuniacha hasta el Estrecho de Santa Elena.
* Croquis de escalada en la Sierra de Partacúa.
* Ascensión invernal a Peña Telera por el corredor de la Y.
* Ascensión invernal a Peña Telera por el corredor de la Y (otra versión).

5 comentarios:

jefoce dijo...

Muchas felicidades pareja. Se siente la alegría por la conquista. Grandísima montaña. Yo tengo un cierto recuerdo de desencanto porque en el descenso la lié, pero no cabe duda de que también fue una jornada mítica. Comparto esa sensación después de la chimenea. Parece que ya está hecho, pero todavía queda un trecho... Maravillosas fotos.

xabierandueza-berriozar dijo...

Aupa Kunzuilh.Bonita montaña Telera.Yo la he ascendido siempre por el lado izquierdo pasando por la cima de Peña Parda y luego regresando por el paso horizontal.Hicisteis unas bonitas fotos y veo que disfrutasteis mucho.Ha seguir así.Un saludo.

Kunzuilh dijo...

Buenas!
Gracias por los comentarios!
Venga, Mikel, que el montañero que siente la llamada de la montaña a veces la lía... De todos modos, la cima ya la hiciste y la "bajada salvaje" sirvió para aprender, seguro.
Xabier, me anoto tu vuelta. Pensaba que era bastante incómodo el rodeo que dices... no sé, habrá que probarlo...
Saludos!

ADagaram dijo...

Espectacular reportaje !

Ya tengo ganas de subir a Telera, es una mas de mis "pendientes"

kunzuilh dijo...

Pues ánimo. Y si puedes ve en Agosto y disfruta de los Edelweiss por todos lados!!!

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...