martes, 26 de octubre de 2010

Circular otoñal por Ordesa

Fecha: 20 de octubre de 2010
Destino: Cascada de la Cola de Caballo.
Punto de Partida: Pradera de Ordesa.
Tipo de ruta: Circular.
Desnivel aproximado acumulado: 650 m.
Tiempo aproximado sin paradas y a un ritmo tranquilo pero constante: 6 h 45 min.
- Pradera - Calcilarruego: 1 h. 30 min.
- Calcilarruego - Cola de Caballo: 2 h. 45 min.
- Cola de Caballo - Pradera: 2 h. 30 min.

Otras observaciones: La subida al mirador es empinada pero discurre por un camino claro todo el rato, aunque hemos de ir atentos en uno o dos puntos en que puede ser más difuso por la abundancia de hojas caídas. No se recomienda hacerla en invierno por riesgo de aludes. Así mismo, es frecuente en algunos puntos la caída de rocas, por lo que iremos muy atentos en los tramos más expuestos. La Faja de Pelay no es aérea en ningún punto (excepto algún corto tramo) y se recorre con comodidad.



El pasado 20 de octubre volvimos a Ordesa. Aunque esta misma ruta ya la habíamos hecho el 24 de junio de 2009, nos pareció buena idea repetirla en otoño. Y fue un acierto, porque los bosques estaban con un colorido precioso. A continuación paso a poner algunas fotos de la misma, aunque no seré muy prolijo en la descripción del recorrido, que ya quedó explicado en la ruta del 24 de junio de 2009.


Como siempre, partimos de la Pradera de Ordesa, a la que, en estos meses, se puede acceder en vehículo privado sin restricciones.


Ver El Toledano Errante en un mapa más grande


Son casi las 10 de la mañana y el aparcamiento está bastante lleno. El tozal del Mallo nos vigila.

Tozal del Mallo desde la Pradera de Ordesa


Afrontamos la primera subida, de modo lento pero constante. Éstas son las vistas que tenemos mientras subimos.



Y en poco menos de hora y media nos plantamos en el Mirador de Calcilarruego, con el Circo de Cotatuero frente a nosotros.



A nuestros pies el aparcamiento:

Pradera de Ordesa desde el Mirador de Calcilarruego


Enfrente, los hayedos otoñales que cubren las laderas bajas del Pico de Otal.

Hayedos otoñales en las laderas del Pico de Otal


El Pico de Otal desde aquí…

Mirador de Calcilarruego


Y los dos de siempre en el Mirador de Calcilarruego.

Mirador de Calcilarruego


Mirador de Calcilarruego


Después recorrimos la Faja de Pelay durante unas 3 horas hasta llegar a la Cola de Caballo. Aquí dejo algunas de las vistas que teníamos por el camino.









El Taillón aparece imponente ante nosotros. Ya ha perdido casi toda la nieve que cayó hace unos días.



Seguimos disfrutando de las tonalidades otoñales de los bosques, que son más bonitas cuanto más remontamos el valle.







Cerca del final de la faja atravesamos algunos bosquecillos de caducifolias, que están realmente bonitos.





Y por fin, como despertando en medio de un sueño, vuelve a aparecer ante nosotros las Tres Sorores: Soum de Ramound o Pico de Añisclo (3254 m.), Monte Perdido (3355 m.) y Cilindro de Marboré (3328 m.).



Embelesado ante el Monte Perdido.

Frente al Monte Perdido


Un vistazo atrás al valle que hemos recorrido por encima:





Por aquí nos hemos encontrado bastante hielo, pero esta cascadita es de las que tenía mejor aspecto.

Cascada Helada


Y continuamos hasta la Cola de Caballo, donde comeremos.



Había bastante gente para ser un miércoles de octubre…





Después de comer iniciamos el descenso con calma, pues queremos empaparnos de otoño y traernos bonitas fotos de recuerdo. Empezamos el descenso desde el Circo de Soaso.







Para asomarnos después a las gradas de Soaso y empezar el descenso junto a ellas.

















Una vez superadas nos vamos acercando al bosque de hayas y nos vamos metiendo en la sombra. Se nota que los días son ya muy cortos.





Aprovechamos que hemos traído trípode para hacer alguna foto junto al río Arazas.









Los contrastes de colores son impresionantes.



Y por fin entramos bajo la cúpula dorada del bosque otoñal de hayas.











Las paredes del Gallinero y el Tozal del Mallo van adquiriendo preciosos tonos vespertinos.





Nos asomamos a la Cascada del Estrecho donde, a estas horas, reina una soledad y paz absolutas. ¡Qué distinto a las veces que he pasado por aquí en verano!





Desde aquí, tomamos la variante que baja por la margen izquierda del Arazas. La tomamos por error, pero el caso es que me pareció más breve y agradable que el camino que baja por el Mirador de Arripas. Aquí algunas vistas de ese camino.





Atardece en la Punta del Gallinero…





… el Pico de Otal…



… y las Murallas de la Fraucata.



El río se tiñe de rojo reflejando la luz del sol en estas paredes.



Y por fin llegamos al coche de nuevo. En el camino de vuelta hicimos algunas fotos de los contrastes de colores de los árboles que hay bajando del Puerto de Cotefablo…







… y de las luces rojizas del atardecer sobre el Monte Oturia…



… y la Sierra de Tendeñera.



Un día que nos será difícil olvidar.

3 comentarios:

jonatan dijo...

Bufff me dejas sin palabras. Conocía Ordesa pero verlo con los colores del otoño es una maravilla y me dejas con unas ganas increibles de conocerlo en esta estación.
Las fotos un 10.
Saludos y enhorabuena por el fantastico reportaje

xabierandueza-berriozar dijo...

Aupa KunzuilhQue bonito es ordesa y sobre todo en Otoño. Buen reportaje y mejores fotos.Que sigas disfrutando.Un saludo.

Kunzuilh dijo...

Gracias a los dos.
La verdad es que desde hacía tiempo tenía pendiente Ordesa en Otoño y no me ha defraudado nada... Una maravilla!!!

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...