jueves, 1 de enero de 2009

Ascensión al Pico de Noez (1034 m.)

Fecha: 1 enero 2009
Cimas: Pico de Noez (1034 m.)
Punto de Partida: Noez (Toledo)
Tipo de ruta: Circular.
Desnivel aproximado acumulado:
Tiempo aproximado sin paradas:
Otras observaciones:

Photobucket

Para inaugurar bien el año me junté con mi viejo amigo Iván para hacer alguna mañanera cercana a Toledo. El objetivo, al que ya veníamos tiempo dando vueltas, fue el pico de Noez, a media hora de Toledo en coche.



El punto de partida es el pequeño pueblo toledano de Noez.


Ver mapa más grande

Una señal indica "Sierra de Noez" en una rotonda que hay a la entrada del pueblo si vienes de Polan, o a la salida si vienes de Pulgar. En esa calle aparcamos y comenzamos a caminar. Tomamos el camino que sigue recto y que no tiene pérdida hasta la cima, a la que se llega en unos tres cuartos de hora. El día nos salió con bastante niebla, por lo que pudimos disfrutar relativamente de las buenas vistas que hay desde la cima.




Nos encontramos con esta pareja de perdices al rato, que curiosamente ni se inmutaron ante nuestra presencia.




Cuando ya quedan quince minutos para alcanzar la cima llegamos a un pequeño collado que nos separa de un ramal a la derecha con unas ruinas. Nos acercamos a ver qué era y nos encontramos con restos de trincheras de la Guerra Civil.




Un vistazo hacia la cara norte nos muestra unos bonitos bosques de encina. Por ahí íbamos a volver, pero como no teníamos mucho tiempo y la niebla no nos dejaba ver bien el recorrido al final volvimos por otro camino.



Un vistazo a lo que nos queda hasta la cima y al camino por el que hemos venido.


Los restos de las trincheras.




Tras esta inspección de las ruinas seguimos subiendo por el camino que, tras un par de revueltas, llega en unos quince minutos más a la cima. Ésta es una curiosa explanada más o menos circular donde, durante la Guerra Civil, existía un gran cañón que disparaba obuses al Alcázar de Toledo durante su famoso asedio.


Ahora está aquí el vértice geodésico de Noez (1034 m.) y una curiosa brújula de piedra con nombres de pueblos cercanos (no sé si muy precisa en sus indicaciones... con la niebla estábamos un poco despistados).




A nuestros pies el mar de niebla que está cubriendo toda la zona.


En un intento del sol por salir pudimos ver unas lomas que hacen de prolongación de la cuerda principal hacia el oeste, formando la llamada Sierra de Alpuébrega, separada de la de Noez por el Puerto de la Jarosa (841 m.).




Inspeccionando la cima y con la explanada del vértice.




Como luego volvió a cubrirse y de nuevo dejamos de ver nada decidimos continuar la ruta. Ahora podíamos bajar de nuevo por donde habíamos subido. Pero ya que estábamos en un sitio sencillo, bajamos por el camino sólo las dos revueltas que llevan a la cumbre y luego nos salimos de él siguiendo la cuerda principal hacia el sur entre matas de tomillo y esparto, con un suelo plagado de rocas y musgo. Coronamos un par de elevaciones menores y seguimos hasta un collado (871 m.) donde tomamos de nuevo un ancho camino que sube de Noez. Tardamos unos quince minutos desde que dejamos el camino que baja de la cima.






Un vistazo a lo que hemos bajado llegando al collado del camino que baja a Noez.


Desde aquí ya vemos que el pueblo empieza a aparecer entre la niebla.


Este camino podemos tomarlo a la derecha haciendo la vuelta a la cara norte de la sierra por pinar al principio y luego por encinar. Era el camino que habíamos visto desde las trincheras. Pero como ya era tarde nosotros símplemente subimos a la última loma que quedaba de la cuerda, enfrente de nosotros, y volvimos para atrás al camino y lo tomamos hacia el pueblo.


Mientras bajamos la niebla se despeja por fin y empezamos a ver todo el recorrido que hemos hecho mirando hacia atrás.


Como este camino nos deja en la otra punta del pueblo, casi llegando vemos uno que sale a nuestra izquierda y por él nos metemos para desembocar de nuevo en el camino de subida.

Ahora que se ha ido la niebla podemos ver un poco el paisaje.



Polán y, detrás, Guadamur, con su expléndido castillo destacando sobre el caserío.


Una última mirada atrás al pico. Ahora lo vemos en toda su extensión. Ha sido un recorrido muy sencillito pero bastante bonito y queda pendiente repetirlo sin niebla y con la vuelta por la cara norte e investigación de la Sierra de Alpuébrega.


El mapa de la ruta.

1 comentario:

jefoce dijo...

Bueno, o sea que por esas tierras de Dios también hay cumbres... Bonita manera de hacer hambre Gonzalo; aprovecho para desearte un feliz 2009.

Ya sabes, de este año no pasa a que compartamos sendero y conversación. Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...