domingo, 19 de junio de 2011

Ruta del Cares

P1230547.thumb
Hoy voy a poner una reseña del fragmento de la Ruta del Cares que hicimos a principios de otoño del año pasado, aprovechando unos días que pasamos por Asturias.
La Ruta del Cares es uno de los recorridos más conocidos de los Picos de Europa. Se trata de un camino a lo largo del desfiladero del río Cares, atravesando de la provincia de Asturias a la de Castilla León (o viceversa). El recorrido más frecuentado es el que une el Puente de Poncebos (Asturias) con Caín (León), que consta de unos 12 km. Sin embargo, se puede prolongar más kilómetros si se amplía el recorrido hasta Posada de Valdeón (León).
La ruta discurre siguiendo el canal de captación de aguas que va de la presa de Caín hasta Puente de Poncebos, construida entre 1915 y 1921. Una obra realizada en su totalidad a mano y en la que se perdieron dos vidas en accidentes. El camino actual fue ampliado y reparado entre 1945 y 1950.

Datos prácticos del recorrido:

Fecha: 28 de septiembre de 2010.
Ruta: Ruta del Cares.
Punto de Partida: Puente de Poncebos.
Tipo de ruta: Ida y vuelta.
Desnivel aproximado acumulado en la ruta completa: Unos 220 m.
Distancia: Unos 12 km. entre Poncebos y Caín.
Tiempo aproximado sin paradas y a un ritmo tranquilo pero constante:
- Ruta completa (de Poncebos a Caín): entre 6 h y 7 horas.
- Fragmento que realizamos nosotros: unas 3 h.
- Coche - Los Collados: unos 50 min.
- Los Collados - El Roblo: unos 30 min.
- El Roblo - Túneles de piedra: unos 10 min.
- Túneles - Los Collados: unos 50 min.
- Los Collado - Coche: unos 30 min.

Otras observaciones: En los meses de verano la aglomeración de gente es enorme. Esto hace que sea un poco incómodo de recorrer el trayecto. Aparte, si se hace el recorrido desde Puente de Poncebos y no se llega muy temprano, es posible que no se encuentre hueco para dejar el coche, pues el aparcamiento es reducido.
No hay prácticamente sombra en todo el recorrido, así que si el día es soleado y se planea hacer todo el recorrido, habrá que ir bien provistos de agua y de crema para el sol.

Para acceder a la ruta desde Puente de Poncebos hemos de ir a Arenas de Cabrales y ahí tomar la carretera que nos indica “Poncebos” y el “Funicular de Bulnes”.
Para dejar el coche tenemos dos alternativas.
1.- Junto al Puente de Torbanes, de donde parte la carretera que nos lleva a Tielve y a Sotres, hay un aparcamiento con bastantes plazas. Si dejamos allí el coche tendremos que andar unos 800 m. por la carretera hasta el inicio de la ruta.
2.- Si continuamos hasta el final de la carretera con el coche, podremos dejarlo a un lado de la misma, junto al arranque de la senda. Sin embargo, la carretera es estrecha y suele haber muchos coches allí parados si no llegamos temprano, por lo que puede resultar complicado maniobrar.

Nosotros tuvimos suerte y encontramos hueco muy cerca del inicio de la senda, así que empezamos a andar desde allí.

El mapa y track de nuestro recorrido lo podéis ver en wikiloc.


Descripción del recorrido:

Comenzamos a unos 250 m. de altitud. El recorrido arranca con una cuesta que nos irá subiendo hacia el punto más alto, denominado “Los Collados”, a unos 500 m. de altura.



Poco a poco nos internamos en la garganta.







Después de un rato de subida empezamos a vislumbrar allá arriba, colgadas en la ladera, unas ruinas de varias construcciones. Supongo que serían algo relacionado con el canal de conducción de aguas.





Mientras subimos hacia ellas disfrutamos del entorno y hacemos algunas paradillas para tomar aire…



Una vez en las ruinas (entre 30 o 40 min. sin parar) hacemos un descansillo para tomar agua y refrescarnos a la sombra de los árboles que hay allí, pues el sol pica bastante y no hay apenas sombras en todo el camino.





Tras esta breve parada seguimos el ascenso hasta el ya cercano paso de Los Collados. Miramos atrás viendo lo que llevamos recorrido.





Y en 10 minutos más nos plantamos en Los Collados, unos 50 min. desde el coche sin parar (nosotros hemos tardado más por las paradas).



Desde aquí continuamos avanzando un tramo sin perder altura para internarnos en la otra ladera de la montaña.



Se abre ahora ante nosotros todo el desfiladero que vamos a recorrer. La gente aprovecha para inmortalizar el momento…



… y yo también, asomándome a unas peñas (soy el pequeño punto naranja que casi no se distingue).



Seguimos adelante y comenzamos un breve descenso. Ahí atrás queda el alto de Los Collados.



Algunas fotos de este tramo de descenso.







¡¡Menudo tajo ha hecho el río a la montaña!!



Tras este breve descenso, el camino comienza a llanear, y ésta será su tónica durante casi todo el recorrido que nos falta. Pronto pasamos junto a curiosas formaciones calizas.





Algunas fotos con el tramo que hemos bajado hasta aquí. El entorno es increíble.





Seguimos con el camino. En algunos tramos, está excavado en la roca.



Seguimos avanzando hasta que pasamos junto a una cabaña de piedra escondida en un recodo. Se trata de El Roblo. Aquí podemos disfrutar de una pequeña sombra por lo estrecho de las paredes del desfiladero. Además reponemos algo de agua en un arroyo que baja: la Riega del Saigu.



Y seguimos un poco más, dejando atrás ese rincón tan bonito.



El camino avanza colgado de la pared…



… y pronto llega a una zona de túneles excavados en la roca.







Como estamos más o menos a mitad de camino y la idea no es hacer el recorrido completo, nos asomamos un poco más para ver cómo sigue el desfiladero, pero nos parece que este sitio es apropiado para comer por la sombra que nos brinda.
Lo que seguiría hacia delante.







Pero nos volvemos a los túneles y cobijados bajo su sombra sacamos los bocadillos y comemos.



Y después emprendemos el regreso con calma, disfrutando de estos preciosos paisajes.









La foto de “equipo”.



Y cuidadito con tropezarse, que la caída es de aúpa…



Algunas fotos del camino de regreso.







De nuevo subimos a Los Collados.









Curiosos maceteros.



¡Venga, que falta poco!



Y de nuevo en el punto más alto: Los Collados.



Te sientes tan pequeño contemplando esto…



Y ahora en apenas media hora bajaremos de nuevo al coche.







Ya de regreso, no pudimos evitar parar en un mirador que hay en la carretera que va de Arenas a Cangas de Onís. Las vistas al Naranjo de Bulnes o Pico Urriello son espectaculares. ¡¡Menudo rincón!!









Y esto ha sido todo por hoy. Hasta la próxima.

Enlaces externos:

* Web de la Ruta del Cares.
* Descripción del recorrido y alguna reseña histórica.
* Descripción del recorrido en Asturnatura.
* Otros itinerarios señalizados en Picos de Europa.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Hola paisano!!!
Cómo lo llevas por aquellas tierras del norte??
Así que la Ruta del Cares... Bueno, es de esas que no nos falta a ningún montañero.
Por cierto, ¿cómo lo hacéis para adelantaros en el tiempo? Lo digo por aquello de que en la fecha de realización pones: 28 de septiembre de 2011!!! jajaja.

P.D.: Por cierto, te concedí un pequeño premio.
Pásate por mi blog, la entrada "Premio Sunshine Award". Saludos!!!!

kunzuilh dijo...

Jo, qué despiste!! Es del 2010.
Gracias por el aviso, ahora lo cambio...
Si es que uno se va haciendo mayor, jajajaja.
Ahora miro lo de tu blog.
Saludos paisano!!

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...