lunes, 1 de noviembre de 2010

Mirador de Zamariáin

Fecha: 28 de octubre de 2010.
Objetivo: Mirador de Zamariáin.
Punto de Partida: Arive / Aribe (Navarra).
Tipo de ruta: Ida y vuelta.
Desnivel aproximado acumulado: Unos 350 m.
Tiempo aproximado sin paradas y a un ritmo tranquilo pero constante: 2 h. 15 min. (1 h. 15 min. de subida y 1 h. de bajada).
Otras observaciones: Personas con vértigo que se abstengan de acercarse al borde del mirador.



El pasado 28 de octubre seguimos con nuestras excursiones buscando el otoño. Esta vez fuimos a visitar el Mirador de Zamarián, al que se puede llegar desde Arive o Garayoa, ambos pueblos navarros del Valle de Aézcoa. Los colores de los bosques están pletóricos y el mirador es bastante impresionante.
Paso a describir la ruta.


Aquí os dejo el recorrido que hicimos en Google Earth.


Ver El Toledano Errante - Recorridos en un mapa más grande

* Podéis descargar aquí el archivo kml para ver el recorrido en Google Earth.

Y aquí tenéis el track (dibujado a mano) en wikiloc.



Partimos del precioso pueblo de Arive / Aribe.



Una vez atravesado el río por un puente, dejamos el coche junto a un segundo puente, éste de piedra, que hay pocos metros más adelante. Nuestro itinerario comienza por una pista que sale al otro lado de la carretera y que empieza a subir por el monte. Está marcada con señales verdes y blancas de Sendero Local (SL), pues de aquí parte un itinerario que nos lleva al "Roble Milenario".





Al poco rato llegamos a lo alto de la cuesta y tenemos ante nosotros una espectacular panorámica de la parte alta del Valle de Arce, con las peñas del Mirador de Ariztokia destacando entre el bosque.

Mirador de Ariztokia (Navarra)


Nosotros continuamos en una bifurcación que hay allí siguiendo las marcas verdes y blancas, que nos llevan por una pista que desciende suavemente a la derecha y discurre paralela al río Irati.



Unos metros más adelante (a los 10 minutos del inicio) llegamos a otro desvío. Aquí abandonaremos las marcas (que continúan por la pista de la derecha) y tomaremos la pista de la izquierda, que empieza a remontar la ladera del monte.



El otoño se hace patente a nuestro alrededor.









Los acebos ya tienen preciosos frutos rojos.



Algunos rincones parecen selváticos. No son los típicos hayedos limpios que estamos acostumbrados a ver en otros lugares…



Seguimos subiendo y dejamos a la derecha otra pista que se une a nosotros. Es bueno recordar por dónde hemos subido para no confundirnos al bajar.



La pista llega ya a lo alto de su recorrido y atravesamos una puertecilla de alambrada, dejándola cerrada de nuevo después.



Por fin salimos a una pista más importante que llega por nuestra derecha, y nosotros continuamos hacia la izquierda.



La zona a la que hemos salido ahora es de pastos y helechales… Se ven bonitas vistas hacia Berrendi.



De aquí venimos.



Continuamos un poco más, y en seguida llegamos a un punto en que la pista está hormigonada. Es la que sube desde Garayoa. Aquí hay un cruce a nuestra derecha, marcado con un poste señalizador y marcas verdes y blancas. Se trata del Sendero Local que ya nos llevará hasta el propio mirador y que sube desde Garayoa.





Un bonito camino con curiosos reflejos…





La zona es preciosa.



Pronto nos introducimos en el bosque de nuevo, por un idílico camino ancho tapizado de hojas.



El camino asciende progresivamente hasta llegar a un discreto collado. En ese punto comienza un corto tramo de empinado descenso por el bosque.



Y en cuestión de minutos aparecemos de improviso al borde del precipicio, en el Mirador de Zamariáin.



Las vistas hacia el Valle de Arce son impresionantes.



Olaldea (Oroz Betelu) con el Elque y el Pausarán en lo alto.





Nos asomamos…





Y después de estar allí un buen rato (hacía un día estupendo), comenzamos el regreso por el mismo camino.
De nuevo aparecen los bonitos murallones de Berrendi frente a nosotros.



Y volvemos a bajar por el bosque.







Los tonos que tenemos son de lo más variados.



Por entre los árboles asoma a veces el Mirador de Ariztokia, que será el objeto de nuestra atención durante el resto del descenso.





Mirador de Ariztokia (Navarra)




Y así, en más o menos una hora desde el mirador, volvemos al coche. Una breve pero preciosa mañanera.

2 comentarios:

jefoce dijo...

Qué bonito, la vida son las pequeñas cosas. Me lo guardo para el futuro, siempre viene bien tener en la carpeta este tipo de mañaneras.

Kunzuilh dijo...

No defrauda, no. Es un sitio realmente bonito. Tienes que ir Mikel...

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...