martes, 31 de enero de 2006

Nacedero del Urederra desde la subida al Puerto

El martes 31 de enero de 2006 nos acercamos Juan Luis y yo a la Sierra de Urbasa, a fin de visitar el Nacedero del Urederra y el Balcón de Pilatos.

El Nacedero del río Urederra, situado al norte de Estella, es la salida natural y mayoritaria del importante acuífero que se forma en el macizo kárstico de la Sierra de Urbasa. Se produce en la pared, casi cortada vertical, del extremo NO del término de Baquedano, a unos 630 metros de altitud frente a los más de 900 que alcanza la cresta superior de dicha pared.
La evacuación del agua de Urbasa ha modelado, en el transcurso de millones de años, la muesca producida en el reborde meridional del macizo y que constituye un anfiteatro rocoso de notable belleza.

En estas dos entradas podéis ver otros reportajes fotográficos de este precioso lugar:
- Fotos otoñales del Nacedero del Urederra.
- Ruta del Nacedero del Urederra desde Baquedano en otoño.

Dejamos el coche en una curva de la carretera que hay subiendo a los rasos de Urbasa ya pasado Zudaire, y desde allí tomamos el sendero que nos lleva a la parte alta del Nacadero. A fecha de 2010 ya está prohibido el acceso por el mismo...

Alguna imagen de este sendero que nos lleva a la parte alta del Nacedero.



















Ya casi en el Nacedero llegamos a esta cascada helada.







¡Menudos chuzos!







Los paredones del Balcón de Pilatos. Una auténtica chulada.










La primera surgencia del Nacedero se produce en un cortado a 700 metros de altitud en el reborde meridional del macizo, originando una impresionante caída de más de 100 metros que con el transcurso de millones de años ha modelado un anfiteatro rocoso de notable belleza.

Tras ella se suceden otras cascadas y numerosas pozas de agua de color turquesa que se forman como consecuencia del fenómeno kárstico, por el que el agua se filtra a través de las grietas de las rocas surgiendo una y otra vez desde las entrañas de la tierra. La especial tonalidad de estas aguas es la que seguramente habrá inspirado a quien bautizó al río con el nombre de "Urederra", que significa "agua hermosa" en vasco. Pero además del agua, cabe mencionar la diversidad de flora y fauna que integran este espacio natural: hayas, robles, olmos, arces, tejos y avellanos, entre otras especies vegetales, y buitres, alimoches, milanos, aguiluchos o cuervos, como protagonistas del reino animal.

Nos asomamos a la parte superior del nacedero por un empinadísimo sendero, y llegamos a esta pequeña represa.




No conviene escurrirse aquí, que la caída tiene tela...







Los efectos del frío.







Y luego algunas fotos de las pozas y cascadas de la zona.



















Luego bajamos por el camino que sube de Baquedano hasta un puente de madera que cruza el río.




El sendero que viene de Baquedano recorre unos 5,3 kilómetros de longitud y finaliza en el sitio al que hemos salido nosotros viniendo de la carretera. El recorrido, que está señalizado mediante balizas y se inicia en el aparcamiento situado a la entrada del pueblo. Viniendo de Baquedano se toma la pista forestal y, tras pasar una barrera, el camino se bifurca. La gente suele subir al nacedero por la senda de la izquierda, que discurre más cercana al río, y volver por el camino del este, más elevado.

Nosotros buscábamos una subida directa que aparecía en el mapa hacia el Balcón de Pilatos, pero no dimos con ella y al final fuimos hasta Baquedano y subimos a los rasos por otro camino que sale de la parte alta del pueblo.

Arriba nos encontramos en un paraje precioso plagado de hayas.










Como se puede apreciar, no pudimos gozar de las hermosas vistas que hay desde aquí arriba.







Recorriendo el borde del cortado hacia la carretera para bajar de nuevo al coche, dimos con el camino que sube desde el Nacedero y que no habíamos sido capaces de encontrar. Nos asomamos un poco por él para ver cñómo era más o menos.




Luego volvimos a subir al Balcón de Pilatos y nos hicimos algunas fotos al borde del abismo.










Ahí abajo vemos la represa en la que estuvimos asomados antes.




Más vistas desde el Balcón.










Y de nuevo entre hayas dispersas salimos a la carretera.




Bajamos el kilómetro escaso que nos separaba del coche por la propia carretera, aunque creo que hay un camino para ahorrarse la curva.
Otra de tantas salidas que nos dejó muy buen recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...