martes, 14 de marzo de 2006

Ruta por Ordesa nevado

Fecha:
Cimas:
Punto de Partida:
Tipo de ruta:
Desnivel aproximado acumulado:
Tiempo aproximado sin paradas:
Otras observaciones:





Aprovecho este rato que tengo ahora para poner aquí las fotos de una excursión que hicimos Juan Luis y yo a Ordesa el 14 de marzo de 2006.

Salimos muy temprano de Pamplona porque se tarda lo suyo en llegar. A las 10 estábamos en Torla, y a las 10,15 estábamos dejando el coche lo más cerca de la Pradera de Ordesa que pudimos llegar a causa de la nieve, a casi media hora andando.

Torla, con el Mondarruego al fondo, estaba precioso.



Tras un corto paseo por la carretera llena de nieve, llegamos al aparcamiento de la pradera, donde se suele dejar el coche (cuando puedes llegar, claro).



El Tozal del Mallo (2130 m.), visto entre las ramas sin hojas de las hayas...


Al poco, llegamos a un cruce de caminos con una Virgen. Si tiramos a la izquierda, nos vamos al Circo de Cotatuero, si seguimos a la derecha, al fondo del valle, hacia la Cola de Caballo y el Refugio de Góriz.


Todo estaba llenísimo de nieve.



Al rato comenzó el espectáculo de las cascadas mezcladas con la nieve. Trozos de cascadas heladas, trozos que fluían bajo la nieve... toda una preciosidad.



Una fuente en la que repusimos el agua... ¡¡totalmente helada!!


Y seguimos el recorrido, desviándonos a las distintas cascadas que hay a los lados del camino principal. Esta es la Cascada del Estrecho (si mal no recuerdo).


El Tozal del Mallo ya se ha quedado enano (se ve a la izquierda, entre las ramas de los árboles). En el centro podemos ver la Punta del Gallinero.


Cuidaditorrrr!!!


Más cascadas heladas...




Uno de los refugios que hay a mitad de camino.


Tras atravesar este tramo de bosque salimos a una zona cada vez más pelada. Nos estamos acercando a las Gradas de Soaso.


Las zonas más umbrías tenían auténticas columnas de hielo...


Por fin empezamos a ver el estrechamiento de las Gradas de Soaso y los murallones que flanquean la parte superior del valle.


Los abedules con su tronco blanco esperan pacientes la llegada de la primavera.


Juan Luis parece que también espera la primavera... ¿Se estará quedando ya helado??


Una mirada atrás nos muestra los murallones de piedra (la Sierra de las Cutas) que custodian la parte baja del valle y que no habíamos visto por ir dentro del bosque de hayas. Una ruta que hice en 2004 fue subir a Góriz por donde vamos ahora, hacer noche allí y bajar a Torla de nuevo por allá arriba... ¡Qué vistas tuvimos! A ver si un día escaneo las fotos y las pongo aquí...



Otra foto llegando a las Gradas. El río Arazas bajaba precioso entre la nieve.



¡Por fin! Las Gradas de Soaso. Una vez superadas pasaremos a los Llanos de Soaso, el valle superior.




Abajo queda ya todo lo andado. A lo tonto hemos subido de 1300 m. a 1700 m.


Si hiciera más calor apetecería un buen chapuzón aquí...



Nada, después de unas pocas fotos y de remontar las Gradas (que con la nieve se hizo bastante lento...) salimos por fin a la parte superior del valle. De pronto, inmenso, surge ante nosotros el Monte Perdido (3355 m.). En sus faldas se encuentra el Refugio de Góriz, a 2160 m. de altura.


Uno aquí se siente realmente "perdido" en la inmensidad...


Al final de este circo (el Circo de Soaso) tenemos la famosa Cola de Caballo, una espléndida cascada del río Arazas.



Mirando atrás vemos que otro colega se ha venido también aquí a comer... Luego nos enteramos que era de Murcia, así que éste sí que se había pegado un buen "tute"... Traía productos de su huerta y los compartió con nosotros (judías en su vaina y cosas así... ¡delicioso!)


El valle desde aquí es un auténtico surco gigante excavado hace miles de años por algún glaciar... reflexiones que nos hacen sentir aún más pequeños...


La Cola de Caballo. Desde luego no sé qué caballo tendrá una cola tan espectacular, pero me gustaría verlo...



Tras una deliciosa comida (en la montaña todo sabe bien) empezamos el camino de vuelta, despidiéndonos -por ahora- del Monte Perdido, que la verdad es que no está tan perdido, con un refugio como el de Góriz debajo, siempre lleno de locos por la montaña.



De nuevo las Gradas.


La Muralla de la Fraucata, que sostiene el monte Tobacor (2769 m.)


Por fin de nuevo en la pradera. Ha sido una buena excursión...


Nos despedimos del Tozal del Mallo...


... y volvemos andando por la carretera hasta el coche. Por aquí no estaba mal del todo, pero donde lo dejamos nosotros había un tramo un poco delicado para meter el coche...


Las paredes del Mondarruego empiezan a teñirse de rojo (aunque nuestra cámara sacó la foto algo velada) con el sol de la tarde. Da pena tener que volverse, pero al día siguiente hay que trabajar...



Y al llegar a Puente la Reina de Jaca, aprovechamos que habíamos descubierto hace poco la posibilidad de dejar en exposición la cámara digital que nos habían regalado para experimentar una fotos nocturnas de la luna llena sobre el río Aragón. El ambiente solitario era mágico y eso no se ve en la foto, pero bueno... Esto es lo que salió.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...