miércoles, 4 de agosto de 2010

Circular al Vignemale - Día 1º (San Nicolás de Bujaruelo - Oulettes de Gaube)

Fecha: 19 julio 2010.
Punto de Partida: San Nicolás de Bujaruelo.
Punto de llegada: Refugio Oulettes de Gaube.
Tipo de ruta: Travesía.
Desnivel aproximado acumulado: Unos 1680 m. de subida y 870 m. de bajada.
Tiempo aproximado sin paradas a un ritmo tranquilo pero constante: 6 h.
San Nicolás de Bujaruelo - Cabaña de Ordiso: 1h. 20 min.
Cabaña Ordiso - Cabaña Cerbillonar: 1h. 10 min.
Cabaña Cerbillonar - Torre Meteorológica: 45 min.
Torre Meteorológica - Cabecera del río Ara: 1 h.
Cabecera del Ara - Puerto de los Mulos: 35 min.
Puerto de los Mulos - Refugio Oulettes de Gaube: 1 h. 10 min.

El recorrido es largo y nosotros hicimos varias paradas. Finalmente nos llevó unas 9 h., contado con paradas y con algunos momentos de búsqueda del itinerario correcto.
Otras observaciones: El recorrido es largo, son unos 17 km. aunque abunda el agua en todo momento (arroyos), por lo que no es necesario llevar mucha cantidad.
Hay varios puntos en los que es importante prestar atención: Uno de ellos es donde abandonamos las marcas del GR 11, otro es para evitar subir al Col des Oulettes y otro es el descenso del Puerto de los Mulos. Se explican en detalle en la descripción del recorrido.

Florecillas blancas frente al Vignemale


¡Muy buenas!
Tras los cuatro días que pasé en Pirineos con mi cuñada, me fui de nuevo otros días con un amigo de Toledo. Relizamos una vuelta a la que tenía ganas desde hacía tiempo: una circular al Vignemale. La idea original era realizarla en 4 días, pero la mala previsión meteorológica que nos encontramos para los dos últimos días nos hizo reorganizar la vuelta, quedando al final de esta manera:

19 julio: Bujaruelo - Valle del Ara - Puerto de los Mulos - Refugio Oulettes de Gaube.
20 julio: Refugio Oulettes de Gaube - Hourquette d'Ossoue - Barrage d'Ossoue - Puerto Bernatuara - Bujaruelo.


El punto de partida fue San Nicolás de Bujaruelo, a donde se llega por una pista de tierra (y a tramos de hormigón) que parte de la curva donde está la caseta de control de acceso al Valle de Ordesa. La pista está en buen estado, pero son unos cuantos kilómetros…

Aquí os dejo el recorrido que hicimos en esta primera etapa en Google Earth.


Ver Circular Vignemale - Día 1º en un mapa más grande

Aquí podéis descargar el archivo kml de las dos etapas juntas para visualizarlo en Google Earth directamente.

El perfil altimétrico y la distancia de esta etapa.



El track (elaborado a mano, no sobre el terreno) en wikiloc.

Y el mapa del recorrido es el siguiente:

Mapa circular al Vignemale


Esta primera foto es de la noche del 18 de julio, cuando llegamos a Bujaruelo. Esa primera noche la pasamos allí a fin de salir temprano para la larga jornada del día siguiente. Tiene un min. de exposición (lo más que me deja mi cámara) y se ven débilmente los trazos de las estrellas en ese rato. Tengo que aprender a hacer fotografías nocturnas en condiciones, otra de mis asignaturas pendientes…

Anochece tras el Mondarruego


A la mañana siguiente salimos tempranito con la casa a cuestas…

P1200485.thumb


En 1 h. 20' nos plantamos en la Cabaña de Ordiso, donde la semana anterior había subido con mi cuñada. No es que esté muy limpia, pero sí que está algo mejor que la de Otal. El recorrido hasta aquí lo podéis ver en más detalle en esta entrada.

P1200486.thumb


Aparece por fin el Vignemale ante nosotros… No hay más remedio que sacarse algunas foticos con él… El nombre español de la montaña aparece en diversos mapas como Cobachimosa o Comachibosa. Según me ha comentado el forero elales de mendiak.net, el topónimo correcto sería Comachibosa.

Coma: sust. fem. = espacio de terreno llano y despejado entre otro accidentado y emboscado.
Chiboso,sa: adj. = giboso, jorobado.

Desde el sur, la visión del macizo de Vignemale tiene la denominación de "coma chibosa" por su evidente forma de montaña llana en la que le salen los "piquitos" dándole una apariencia cheposa, mientras que desde el norte hay autores como Bienvenido Mascaray que asocian el nombre Vignemale a la misma raíz mall- que Maladeta, Fitas del Mall Pintrat o los Mallos de Riglos.


P1200488.thumb


P1200490.thumb


Continuamos por el sendero que sale detrás de la cabaña y empezamos a adentrarnos en una zona más solitaria e impresionante. Identificando cimas… (espero que estén bien, aunque estas dos dan para poco…).

P1200491.thumb


Los lirios abundan en todo el recorrido. Es increíble, la semana pasada apenas había algunos abiertos y ahora es una explosión de colorido…

P1200495.thumb


Nuestro sendero continúa remontando el río Ara por su margen izquierda. Se puede ver claramente a la derecha en la foto.

P1200497.thumb


Al rato empiezan a aparecer otras nuevas montañas…

P1200498.thumb


El ganado está en un auténtico paraíso.

P1200499.thumb


Un tramo algo vertiginoso del sendero se encuentra protegido por una alambrada.

P1200500.thumb


Como había agua por todas partes tuvimos que portear poca…

P1200501.thumb


Al rato se llega a otra zona de prados con un puente que cruza el río Ara. Nosotros no hemos de cruzarlo en ningún momento. Empiezan a verse con más amplitud algunas cimas nuevas.

P1200503.thumb


P1200505.thumb


Una pequeña bajada nos deja en la Cabaña del Cerbillonar. Es una zona de prados preciosa a la que se llega en unas 3 h. desde Bujaruelo. He identificado algunas cimas. El que he nombrado Pico de Espelunz aparece con dicho nombre en algunos mapas, pero también tienen el mismo nombre otros picos de la zona… La historia de siempre con los nombres de las cimas secundarias…

P1200506.thumb


Llanos del Cerbillonar


P1200510.thumb


Estamos justo debajo de la marmolera del Vignemale. Por ahí sube el Corredor Moskowa. ¡Menuda matada!

P1200511.thumb


El interior del refugio/cabaña de Cerbillonar.

P1200512.thumb


P1200513.thumb


Aquí hicimos de nuevo un descansillo y comimos algo. En toda la mañana no habíamos visto más que a un pastor en Ordiso, y en el rato que estuvimos aquí nos cruzamos con bastantes personas que subían y bajaban…
Tras el descanso continuamos. Ahora nos adentraremos en la parte más solitaria del valle. Antes de subir, esta charca nos permite despedirnos de los llanos de Cerbillonar con algunos reflejos.

P1200514.thumb


Continuamos siguiendo con las marcas del GR 11. Uno de los numerosos arroyos que tuvimos que vadear.

P1200515.thumb


Nos vamos acercando a la altura del Barranco de Espelunz, que sube a nuestra izquierda hacia la zona de Brazato.

P1200516.thumb


Por este puentecico se cruza el Ara para remontar el Barranco de Espelunz. Desde ahí podríamos cruzar hacia los Baños de Panticosa o hacia Panticosa pueblo por el Ibón de Catieras.

P1200517.thumb


Nosotros seguimos río arriba y por fin aparece ante nosotros el Col de Arratille (2527 m.), que nos indica que estamos llegando a la cabecera del valle.

P1200518.thumb


Algo más arriba llegamos a una torreta en medio de la nada. Debe ser una estación de observación meteorológica o algo así. Unas 4 h. desde Bujaruelo con unas pocas paradas.

P1200519.thumb


Aquí pagué las consecuencias de haber estrenado las botas la semana pasada con sendas ampollas en los talones. Pero es que las anteriores botas estaban ya tan rotas que lo mismo acababa la circular descalzo… Para aliviarlas un poco hicimos un descansillo con remojón de piernas en el Ara. ¡¡Qué frío!!

P1200521.thumb


Poco después de la torreta llegamos al lugar en que el GR 11 gira a la izquierda y remonta el barranco de Batanes hacia el Embalse de Brazato y los Baños de Panticosa. Aquí hay varios hitos indicando las opciones:
1.- Podemos seguir aún un rato más las marcas del GR 11, que se dirigen hacia las cascadas que hace aquí el río Ara, para abandonarlas luego ascendiendo por una diagonal herbosa hacia la derecha.
2.- Podemos seguir directamente los hitos de la derecha, que nos suben en fuerte pendiente entre bloques de rocas para enlazar en la parte alta con la otra opción.
La segunda opción es la que seguimos nosotros. Desde ahora nuestra guía serán los hitos y el sendero, casi siempre bien visible.

P1200522.thumb


Ganando altura vemos abajo la débil traza del GR 11 que acabamos de abandonar.

P1200523.thumb


Continuamos ascendiendo con decisión.

P1200524.thumb


Superado este repecho vemos enfrente el Barranco de Batanes, por donde sube el GR 11.

P1200525.thumb


Nosotros continuamos hacia el fondo del valle. Ya vemos las principales cimas del circo del Ara.

P1200527.thumb


A nuestra derecha tenemos constantemente las paredes imponentes del Vignemale.

P1200528.thumb


Una mirada atrás nos muestra las cimas que ya hemos superado.

Remontando el Río Ara (vista valle abajo)


Continuamos nuestro recorrido. Por la otra margen del Ara se ve un claro sendero. No sé en dónde se tomaría, pero el caso es que pienso que ese sendero debía de ser la opción correcta para llegar al Puerto de los Mulos. El nuestro continúa hasta un punto en que ya vemos algo abajo el final del circo, pero si se siguen los hitos se sube al Col des Oulettes (2602 m.), de bajada algo más complicada hacia el otro lado (además, luego veríamos que tenía buenos neveros por ambas vertientes). Nosotros tuvimos que dejar el sendero y bajar sin senda hacia los prados del fondo del circo, hasta encontrar un sendero que venía indicado con marcas de pintura. Por eso pienso que ese sendero, que ya nos sube sin complicaciones al Puerto de los Mulos, podría ser la continuación del que veíamos aquí en la otra vertiente… aunque todo son conjeturas.

P1200531.thumb


Pero bueno, nosotros seguimos por el que íbamos.

P1200534.thumb


Mirada hacia Bacias.

P1200535.thumb


A nuestra espalda empieza a asomar la Sierra de Tendeñera (espero haber identificado bien las cimas).

P1200537.thumb


P1200538.thumb


Y por fin aparece ante nosotros todo el Circo del Ara al completo. Las Aiguilles du Chabarrou que cierran el circo son impresionantes… Se distingue también claramente el senderillo que atraviesa desde el Col de Arratille hacia el Puerto de los Mulos por en medio de la empinada pedrera. Es un lugar realmente solitario y casi mágico.

Cabecera del Río Ara


El Puerto de los Mulos, hacia el que nos dirigimos, más de cerca.

P1200543.thumb


En este punto es donde me doy cuenta que siguiendo los hitos de la derecha empezaríamos a subir hacia el Col des Oulettes. La idea no me atrae demasiado. Aparte, desde aquí se ve que un gran nevero cubre parte de la subida. El hito de la izquierda parece señalar la continuación del sendero, aunque en seguida desaparece cualquier rastro de senda y nosotros bajamos sin más, entre hierba y rocas, hacia los prados de la parte baja del circo.

P1200544.thumb


Ésta es más o menos la bajada que hicimos. Tras atravesar el nevero que quedaba al fondo del valle, encontramos el camino del que he hablado antes, que venía por la otra margen del río y que estaba balizado con marcas de pintura blanca y roja.

P1200549.thumb


Una vez cruzado el nevero nos dio un alegrón encontrar estas marcas, pues no sabía muy bien cómo sería la subida al puerto.

P1200550.thumb


Ya sobre camino seguro nos tomamos un pequeño descanso para comer algo (que llevamos casi siete horas, con paradas, desde que salimos) y disfrutamos de las vistas.
Hacia el Bacias.

P1200553.thumb


Impresionante la Cresta de los Buitres.

P1200554.thumb


Hacia la cabecera del valle tenemos las Aiguilles du Chabarrou, que presentan un aspecto realmente fiero.

P1200557.thumb


Tras el descansillo continuamos lo que nos falta. Resultó ser un cómodo sendero que en 30' nos dejó en lo alto del Puerto. Simplemente había algún paso más empinado por roca en el que poner las manos nos ayudaba a subir con más facilidad, pero nada especialmente complicado.

P1200558.thumb


Mirando atrás según subimos…

P1200559.thumb


El caminillo que viene desde el Col de Arratille, y con el que nos cruzamos a mitad de nuestra subida.

P1200562.thumb


Ante nosotros resalta imponente el Pic des Oulettes (2761 m.).

P1200563.thumb


Y por fin vemos al alcance de la mano el cartel amarillo que nos indica que entramos en el Parc National des Pyrénées.

P1200568.thumb


Últimas miradas hacia la vertiente aragonesa.
Hacia Bacias. Se aprecia colgado uno de los Ibones de Batanes.

P1200569.thumb


Pico Gramatuero.

P1200570.thumb


Aiguilles du Chabarrou.

P1200571.thumb


Y por fin en el Puerto de los Mulos o Col des Mulets (2591 m.). Teóricamente se tarda unas 5 ó 6 h. sin paradas. Nosotros hemos tardado 7 h. 30' con paradas y comida.

P1200572.thumb


Vistas hacia el lado español.

Vista desde el Puerto de los Mulos


Y hacia el francés.

Vista desde el Puerto de los Mulos


Las Aiguilles du Chabarrou.

P1200575.thumb


Entrevemos la imponente pirámide de la Gran Facha.

P1200578.thumb


Abajo queda el Valle del Ara que hemos recorrido.

P1200579.thumb


Tras la Crête de la Hourquette, junto a la Hourquette d'Ossoue por donde pasaremos al día siguiente, se levantan impresionantes nimbocúmulos. Además vemos nos va a tocar atravesar algún que otro nevero para llegar a donde debemos ir… Al día siguiente vimos que no era tanto como aparentaba desde aquí.

P1200580.thumb


Posamos en el Puerto de los Mulos. Con las Aiguilles du Chabarrou…

P1200582.thumb


… y con el Pic Arraille.

P1200584.thumb


Un último vistazo al hito del puerto y nos echamos para abajo.

P1200586.thumb


Aquí llegó el punto más tenso del día. Empezamos a bajar con decisión por un sendero que descendía por la pedrera y al poco tiempo nos encontramos con que nuestro sendero era engullido por un nevero enorme y empinadísimo. Intentamos ir por él pero lo vimos bastante peligroso, así que lo intentamos rodear por un lateral. Era una ladera empinada e inestable de piedras. Casi no avanzamos pero perdimos unos 20 minutos en esta operación. En esas estábamos cuando vimos gente caminando por encima de nosotros y nos dijeron que el sendero iba por allí arriba. Subimos y nos encontramos con las marcas de pintura blanca y roja que nos habían llevado hasta el puerto. Resulta que para bajar hay dos senderos, uno directo por la pedrera (que aún tenía un nevero bastante grande) y otro por la ladera derecha, que va balizado con las marcas de pintura y desciende zigzagueando sin mayor problema. Al llegar al puerto es importante no dejar las señales de pintura para tomar bien esta alternativa y no acabar en un mal sitio…
Una vez en el camino correcto no hay más que seguir las marcas hasta abajo del todo. En esta foto se aprecia a la izquierda el borde del nevero que cubría la pedrera.

P1200587.thumb


Ahora que vamos más tranquilos nos podemos entretener en apreciar la luna, que empieza a asomar sobre la Hourquette d'Ossoue…

P1200589.thumb


… y cómo no, en apreciar la imponente cara norte del Vignemale que empieza a aparecer ante nosotros.

P1200590.thumb


P1200591.thumb


El Glaciar des Oulettes.

P1200594.thumb


Y allá abajo aparece por fin el Refugio Oulettes de Gaube, a donde nos dirigimos.

P1200595.thumb


P1200598.thumb


El camino desciende con inmejorables vistas.

P1200596.thumb


Hasta que en poco más o menos una hora nos deja en los prados que hay frente a la cara norte del Vignemale. ¡¡Todo un espectáculo!!

P1200601.thumb


Nos dirigimos al refugio sorteando los numerosos arroyos de agua helada que llenan la zona…

P1200603.thumb


… sin poder dejar de mirar atrás.

P1200604.thumb


Tras registrarnos en el refugio y ponernos cómodos aún nos quedaba una hora para la cena, así que salimos a disfrutar del entorno y de un merecido descanso. Mucha gente iba buscando donde plantar la tienda para pernoctar.

P1200606.thumb


Identificando las cimas del Vignemale.

P1200607.thumb


El lugar es increíble. Una panorámica:

Cara norte del Vignemale


Las fotos de rigor.

P1200613.thumb


P1200614.thumb


Florecillas blancas.

P1200616.thumb


Florecillas blancas frente al Vignemale


Descansando a la luz del atardecer.

P1200622.thumb


El Glaciar des Oulettes. Algún que otro crujido sí que escuchamos…

P1200624.thumb


P1200632.thumb


El Glaciar del Petit Vignemale.

P1200633.thumb


Nos pasamos a cenar (la cena era a las 19 h.). El refugio me pareció bastante cómodo y limpio. Eso sí, se echaba de menos que hubiera duchas, pero no me puedo quejar. Además la cena fue espectacular… ¡¡qué lasaña!! Y después de la cena nos salimos a contemplar el espectáculo del atardecer. Una preciosa luna era el broche ideal para toda la escena.

P1200635.thumb


P1200636.thumb


P1200640.thumb


P1200645.thumb


La luna sobre la Pointe Chausenque (3204 m.).

P1200647.thumb


Cálidos colores en las laderas del Petit Vignemale.

P1200648.thumb


Y en el resto de picos.

P1200649.thumb


P1200651.thumb


P1200654.thumb


La luna como continuación del Piton Carré (3197 m.).

P1200658.thumb


Y acercándose al Pique Longue.

P1200662.thumb


P1200664.thumb


P1200666.thumb


P1200667.thumb


Rocas lejanas.

P1200668.thumb


Y tras "besar" al Pique Longue nos metimos para adentro, que refrescaba ya y al día siguiente había que madrugar…

P1200670.thumb


--> Continúa aquí

4 comentarios:

jonatan dijo...

Impresionante. Espectacular entrada y fotos pero lo que más me ha gustado de todo es la zona del refugio con esa maravilla que es la cara norte del Vignemale.
Saludos

Kunzuilh dijo...

Muchas gracias!
La verdad es que me quedé hipnotizado viendo ese espectáculo...
Ver atardecer desde allí es algo que ninguna foto puede describir...

Joan González dijo...

SENSACIONAL EL ESPACIO FRENTE AL VIGN...

PARA QUEMAR TODA LA TARJETA ...CADA MINUTO ES UNA TONALIDAD DIFERENTE

FELICIDADES

JOAN

Anónimo dijo...

algunos nombres de los picos no coincciden con la verdadera montaña

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...