lunes, 22 de marzo de 2010

Elke y Pausarán desde Imízcoz


Por fin, tras mucho tiempo queriendo ir a estas dos cimas de la Sierra de Osa (Elke y Pausarán), hoy hemos hollado las dos cimas! El último empujón para animarnos nos lo dio el reportaje de izaspi74 (de mendiak.net) de hace poco.
Teníamos poco tiempo, pues a las 14 h.había que estar de vuelta en Pamplona, así que hemos salido desde Imízcoz, que pilla bastante cerca. A este singular pueblito se llega por una pista de tierra (ya asfaltada en 2014) que sale de la carretera que une Aoiz con la carretera de Roncesvalles (la de Nagore).

Mapa de la ruta



El día ha sido estupendo. Estas imágenes tenemos en el pueblo al llegar.





El primer tramo de la subida ya lo describí cuando fui al Juandetxako, así que no volveré a ponerlo.
Nos plantamos en el pequeño claro en que surge la división de caminos, tal como describí entonces, y esta vez en vez de torcer a la izquierda continuamos de frente por el SL-NA 25 hacia el Collado de Joxepita. Se puede ir desde el pueblo por la carretera que va al collado, pero es más tedioso.



Desde aquí vemos que los valles bajos aún están con niebla.



El camino es claro y está señalizado con marcas verdes y blancas.



Al cabo de un rato cruzamos la carretera y seguimos un poco por ella para luego volver a cruzar por la hierba hacia la caseta de observación de aves que está en el collado.



La caseta.



Con vistas al Juandetxako.



Desde aquí (Collado de Joxepita), enfilamos directamente hacia el Pausarán por el claro camino que tenemos enfrente al llegar a la caseta. Hemos tardado en llegar una media hora desde Imizcoz.



Lo seguimos ascendiendo y cruzamos un pequeño prado.



Haciendo caso omiso a dos cruces que hemos encontrado a izquierda y derecha, por fin llegamos a uno a nuestra izquierda, marcado con un hito y pintura naranja. Nos metemos por él. Se tarda un poco menos de 10 minutos desde el collado.



Se sigue por este camino, siempre ascendiendo, hasta llegar a los cinco minutos hasta una nueva división. Este punto es importante, pues aquí arranca el sendero que, siempre ascendiendo, nos llevará hasta el collado entre Elke y Pausarán. El inicio está marcado con un hito y en el camino hay señales de pintura naranja.



Aunque parece que es algo cerrado, en seguida se queda bien marcado y tiene poca pérdida.



Pasamos de los pinos a las hayas y llegamos al collado entre Elke y Pausarán. A nuestra izquierda tenemos una alambrada que se cruza por un punto marcado con una señal de plástico, junto a una roca de enormes proporciones. Se intuye la cima del Elke.



A nuestra derecha arranca la subida al Pausarán, marcada con señales verdes y blancas.



Aprovechamos que estamos más cerca de éste y empezamos la ascensión. Vamos siguiendo las marcas por un terreno bastante empinado pero limpio. En seguida llegamos al primer resalte rocoso. Se supera con una sencilla trepada, siguiendo en todo momento las marcas.





Una vez superado empezamos a gozar de buenas vistas. Hacia Pamplona…



… y hacia el Larrogáin.



Se sigue por un sendero que discurre entre vegetación algo más cerrada, pero nunca demasiado, hasta llegar al segundo resalte. Éste es más largo y algo más complicado que el anterior, pero nada difícil. Eso sí, siempre muy atentos pues hay algunas piedras sueltas.





Las vistas empiezan a ser de escándalo.



En el tramo superior de la trepada tenemos este palo como referencia. Allí saldremos a la cresta.



Una vez en la parte superior hay que ir hacia el punto más alto, donde hay unas pocas hayas, entre el boj. Esta parte es un auténtico "bojing", pero no es muy largo, sólo unos cinco minutos… que se hacen muy largos… Hay que buscar los pasos más cómodos entre los apretujados bojes.
Y al final se llega a la cima con su buzón: 20 minuticos desde el collado con el Elke.





Las vistas hacia el Elke son alucinantes. La vegetación no permite muchas más vistas…



Tras un rato aquí nos volvemos de nuevo por el bojing hasta el punto en que habíamos subido, para bajar por el mismo sitio.



Aquí hay mejores vistas que en la cima hacia el Pirineo y el Valle del Irati. A nuestros pies las aldeas de Gorraiz y Oroz-Betelu. Se ve perfectamente el Baigura y el pueblito de Azparren, al que se llega por una carreteruca desde Oroz-Betelu.



Pinchar para ver en grande:

Siguiendo las marcas bajamos de nuevo para ir ahora al Elke. En la bajada extremamos las precauciones.



La primavera va llegando poco a poco…



De nuevo en el collado. Al llegar donde la gran piedra que nos sirve de referencia, nos fijamos en las marcas de pintura del haya. Aquí salimos antes y es nuestro punto de referencia para la bajada.



Cruzamos la alambrada por la marca de plástico.



Y ahora empieza la subida. De nuevo hay marcas verdes y blancas, aunque no hay pérdida. Se trata de tirar hacia arriba, teniendo la alambrada siempre a nuestra derecha.







Al salir a la cresta nos recibe de nuevo el bojedal, aunque éste no está tan cerrado como el de antes. Las marcas nos señalan el camino en todo momento. Se trata de discurrir por la cresta hacia la derecha hasta el punto más alto.



Vistas hacia el Pausarán.



Pinchar para ver más grande. He marcado la subida al Pausarán, aunque no estoy muy seguro de si es por ahí o por el espolón rocoso que hay más a la derecha… Pero bueno, es para hacerse una idea aproximada.

Vistas hacia el Embalse de Itoiz.





Y al final llegamos a la cima, donde hay tres buzones. Unos 15 minutos desde el collado con el Pausarán.









Vistas hacia el Pirineo.



Más grande:



Más grande:



Pillado infraganti.



Hacia Izaga y la Higa.



Los dos de siempre, con el pirineo al fondo.



Nuestra querida Sierra de Areta, con el Baigura como su techo.



Larrogain y las Peñas de Aincioa, con unas nubes preciosas. En el prado que hay en la base del circo está el pueblito de Urdiroz. Tengo ganas de intentar la ascensión al Larrogain desde allí…





Otras cimas de la Sierra: Corona y Juandetxako.



Mi hermano tiene prisa y me dice que me deje de fotos, así que tiramos para abajo. Ahora toca volver por el mismo recorrido que a la subida. Nos quedan unos tres cuartos de hora hasta Imizcoz (bajando rapidito…).



Collado entre Elke y Pausarán.



Camino de bajada hasta el Collado de Joxepita.







Y a desandar el camino hasta Imizcoz, con el Larrogain y las Peñas de Aincioa de frente todo el rato.









Y de vuelta en el coche. Mañana intensa pero bien aprovechada.



Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...