viernes, 20 de noviembre de 2009

Ascensión a Juandetxako (1234 m.): ¡¡embojado!!

Fecha: 20 de noviembre de 2009.
Cimas: Juandetxako (1234 m.).
Punto de Partida: Imizcoz.
Tipo de ruta: Ida y vuelta con un pequeño tramo circular.
Desnivel aproximado acumulado: unos 350 m.
Tiempo aproximado sin paradas: 2 horas (contando con perdernos un poco entre el boj...).
Otras observaciones: El tramo final de llegada a la cumbre es un laberinto de boj. Si se da con el camino correcto se llega en poco más de cinco minutos. Yo tardé eso a la vuelta, pero a la ida tardé unos 25 minutos... muy divertidos, eso sí, reptando bajo el boj...



Aprovechando que este pasado viernes día 20 tenía libre hasta las 12 de la mañana, decidí hacer una escapadilla a la Sierra de Osa, a unos 45 minutos de Pamplona. Hace tiempo que quería visitar estas cumbres (bastante abandonadas por los montañeros) y me animó definitivamente el reportaje de la ruta que hizo pocos días antes Mikel al Larrogáin, donde no pude acompañarle por desgracia, aunque no por falta de ganas...
Había aún unos colores tan bonitos en esos bosques que decidí hacer esta corta y (pensaba yo) sencilla ascensión.


Como ya he dicho, el otro día Mikel (jefoce de Mendiak.net) me puso los dientes largos con el Larrogáin y los colores otoñales que aún tiene esta zona. Así pues ese viernes por la mañana aproveché que tenía libre hasta las 12 para ir a una de las cimas de la Sierra de Osa: Juandetxako (1234 m.).
Mi punto de partida fue el pequeño pueblo de Imizcoz (está a unos 900 m. de altura), al que se llega por una pista de tierra que parte de la carretera que une Aoiz con Auritz/Burguete, remontando el bonito valle del río Urrobi.


Ver Ascensiones y Excursiones en un mapa más grande

Salí de Imizcoz a las 8,20 de la mañana. Aún no había salido el sol y todo era tranquilidad en este lugar, que parece vivir fuera del tiempo y de nuestro mundo actual tan acelerado… Dejo el coche en la parte alta del pueblo, junto a un panel explicativo de una pequeña ruta por la zona. De frente continúa la carretera que va a Gorráiz por el Collado de Joxepita (981 m.) (que, curiosamente, desde aquí está asfaltada) y a la izquierda nace el camino por el que voy a comenzar mi ascensión.



A los pocos metros cruzamos un portón y llegamos a una pequeña bifurcación donde hay una indicación metálica del sendero balizado SL-25 (supongo que es el recorrido que explicaba el panel informativo de más abajo). El camino principal sigue de frente, pero nosotros debemos atravesar, por cualquiera de los que salen a nuestra derecha, el pequeño prado que comienza aquí, en dirección nordeste. Yo fui siempre por el que va más a la derecha, que es el más directo.





Un rebaño de ovejas que pastan plácidamente se sorprende al verme llegar y se aleja prudencialmente… Mientras, el sol, comienza a acariciar las paredes del Larrogain y las Peñas de Aintzioa.



En la parte alta del prado atravieso una puerta verde, que cierro de nuevo al pasar.



A partir de aquí nace un camino amplio y muy claro que es el que seguiré durante un buen rato. A los pocos metros llegamos a un prado y parece que se pierde el camino. Debemos seguir a la izquierda (flecha azul), por donde continúa ascendiendo. Si seguimos rectos (flecha verde) seguiríamos por el SL-25 que nos lleva al Collado de Joxepita (por donde pasa la carretera que baja a Gorraiz), desde donde podemos subir también al Elke o a la Peña Pausarán.



Nuestro camino empieza a ascender un poco más empinado y nos va recompensando con espléndidas vistas sobre el Larrogáin y las Peñas de Aintzioa y sobre el valle de Arce.





Al llegar a una curva cerrada hacia la derecha, tenemos en frente el collado que separa las dos cimas del Juandetxako. Parece fácil llegar a él (de hecho la bajada la haré por allí), pero por ahora continúo por la pista, que era lo que traía en mente.



Las vistas sobre Larrogáin y Elke son cada vez mejores…





La pista desde aquí continúa en dirección sur para ir girando poco a poco hacia el este, según rodea la montaña. De pronto, tras una curva del camino, aparece ante nosotros el Ori, justo en medio de la pista.



Detrás tenemos el Larrogáin y las Peñas de Aintzioa.



Abajo a la derecha queda el Collado de Joxepita (desde donde también se puede subir hasta aquí por senderos entre el boj si hemos decidido subir la montaña desde Gorraiz).



Y a la izquierda la loma "bojosa" y bastante empinada de Juandetxako. Por aquí empiezo la ascensión entre el boj, siguiendo los numerosos senderos de ganado que van ganando altura.



Tras sudar un poquito y poner a prueba mi orientación llego por fin a la cima meridional de Juadetxako (1206 m.). Yo esperaba encontrar una loma herbosa con abundantes bojes, tal como vi en la foto de rutasnavarra que hablaba de esta ascensión. Pero, en lugar de eso, me encuentro con que alguien muy cabreado con el boj ha debido subir con una motosierra y se ha pulido casi todos… (¿no habrá sido Mikel después de su experiencia en el Larrogáin…?). El suelo está lleno de tronquitos y ramitas secas… Al menos, al fondo sigue la gran haya que tenía que tomar de referencia para continuar, aunque ahora no hace falta pues se ve claramente por dónde avanzar…

Comparemos las dos fotos:

Antes:



Ahora:



Las vistas sobre el Valle de Arce son preciosas.



Avanzo hacia esa haya buscando el claro sendero que, en principio, debía llevarme a la cumbre… ¡iluso de mí! Tras dar vueltas y vueltas buscándolo por fin me doy cuenta de que hay que ir a la derecha, descendiendo un poco y pasando junto a otra haya solitaria rodeada de bojes, hasta der con la senda que atraviesa una alambrada rota.



Desde aquí pensaba que no habría más problema pero la senda poco a poco se va borrando y, cuando quiero darme cuenta, estoy en medio de un laberinto de boj la mar de cerrado. Di vueltas y vueltas intentando encontrar por dónde avanzar. Si bien en muchos puntos es senillo, en otros tuve que ponerme a gatas para pasar bajo el espeso ramaje de los bojes… Vamos, una odisea. De hecho, en más de una ocasión estuve tentado de abandonar, pues a las 12 debía estar de vuelta en Pamplona. Sin embargo, tras mucho marearme y avanzar y retroceder, al final conseguí abrirme paso hasta la cumbre. 25 minutos tardé desde que crucé la alambrada… 25 minutos que se me hicieron eternos… Sin embargo, el regreso lo hice en apenas 5 minutos. No sé si por donde volví es el sendero correcto o si tal sendero no existe, pero lo que hice fue lo siguiente: volver por el borde meridional de la montaña, que es más rocoso y que tiene el boj menos tupido. No hay ninguna señal o al menos yo no la vi.
Así pues, mi consejo es éste: al llegar a la alambrada rota y cruzarla, no sigáis por el camino que parece más evidente porque acabaréis "embojados", o al menos así acabé yo aunque, insisto, puede ser que no diera con el buen camino, pues la senda es muy difusa. En seguida tras cruzarla (un par de metros o así), sale un sendero más difuso a la derecha del principal. Este sendero avanza por la ladera meridional del monte y en seguida sube a la cresta. Una vez en ella debemos buscar los pasos con más rocas entre el boj, pues son los más despejados y nos llevan directamente a la cima (ya os digo, en cinco minutos…).



Bueno, una vez pasada la excitación de la lucha con el boj me relajé en la cima y disfruté un rato de las vistas (no mucho pues aún no sabía si iba a poder volver por donde había venido…).

Cima y buzón.





Los pueblos de Arrieta y Villanueva, poco antes de llegar a la cima, en una de mis numerosas perdidas…



La mole de Corona (1387 m.), máxima altura de la Sierra de Osa, al nordeste.



Elke (1294 m.) y la Peña Pausarán (1276 m.) al sur.



A nuestros pues el bonito valle que baja a Gorraiz y Oroz-Betelu, con el Baigura detrás del todo.



El telón de fondo pirenaico…



Allí queda el collado del que venía y a donde me dirigiré ahora de nuevo y por esta pequeña abertura entre el boj que se ve hacia el centro de la foto, he salido a la cumbre…



Ya bajando de la cumbre hago esta foto hacia atrás… ¿¿pero por dónde he pasado para llegar a la cima??



De nuevo vuelvo al collado que separa las dos cimas de esta montaña, como he explicado más arriba, y ya en él me asomo y veo allá abajo la curva de la pista hacia donde me debo dirigir ahora (flecha azul).



Voy hacia la derecha huyendo del boj (por hoy ha sido bastante…) y bajo por una zona donde se ve que también han podado los bojes.



Así, en poco más de cinco minutos, llego a la curva del camino.



Por ahí he bajado del collado…



Arrieta y Villanueva con el ¿Adi? detrás.



Y no me queda más que descender por el mismo camino que subí, pero con una luz mucho más bonita sobre el Larrogain.





Uno de los numerosos fósiles que vi durante la excursión.



Las balizas del SL-25.



Sigo desandando lo andado…





Un vistazo atrás me muestra la montaña de la que bajo.



Ya tengo las casitas de Imizcoz al alcance de la mano.



Y en este punto no puedo resistirme a hacer una foto con zoom del Larrogáin y las Peñas de Aintzioa.



Por fin de vuelta en el coche.



Y éste es el cartel explicativo del SL-Na 25.


Y termino con la misma foto con que empecé el reportaje, pero ya de día…



En tiempo tardé en subir poco menos de hora y media (con "embojada" incorporada) y en bajar unos 45 minutos, con bastantes paradas a sacar fotos.
Espero que os haya gustado y que a alguien le sirva por si va…

Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...