sábado, 4 de agosto de 2007

Ascensión al Picu Pienzu (1161 m.)

Fecha:
Cimas:
Punto de Partida:
Tipo de ruta:
Desnivel aproximado acumulado:
Tiempo aproximado sin paradas:
Otras observaciones:





El día 4 de agosto de 2007, en medio de nuestras acostumbradas vacaciones en Asturias, conseguí engañar una vez más a Ester para subir a la montaña.
Esta vez me la subí a un pico en el que había estado hace algunos años y del que recordaba una vistas de la costa preciosas: el Picu Pienzu (1161 m.), techo de la Sierra del Sueve. En esta sierra se encuentran algunos de los pocos ejemplares que quedan de caballo Asturcón, en vías de extinción.
El principal interés de este pico radica en su cercanía al mar (está a tan sólo 5 km.), lo que lo convierte en uno de los picos más altos más cercanos al mar del mundo.
Nuestra ruta partía del conocido Mirador del Fito (599 m.) a mitad de camino de una pequeña carretera que nos lleva de Colunga a Arriondas atravesando al montaña.

Desde el aparcamiento tenemos una bonita vista de Picos de Europa y de las montañas cercanas, tapizadas de hierba.


Tomamos un claro camino que sube al otro lado de la carretera por un bosquecillo de pinos. En seguida ganamos altura y salimos a un amplio balcón sobre la costa asturiana.


Desde aquí el camino faldea con pequeñas subidas y bajadas durante toda esta primera parte de la ascensión.


Ester aún es feliz... Pobrecilla, no sabe lo que hay al final...


Como se ve, el camino no tiene pérdida...


Abajo está Arriondas. Se ve el brillo de los muchos coches atascados de camino a Cangas de Onís, pues este fin de semana era el descenso del Sella...


En algunos prados se ven rebaños gozando del día que hace... un día de mucho sol y... ¡¡¡mucho calor!!! Por este bosque subí la otra vez que vine, hace varios años ya.


Por fin, después de un rato, llegamos a los prados de la Majada del Bustacu, donde hay una fuente que encontramos seca...


Desde aquí empieza la cosa a ponerse fea, pues ya es todo una constante subida hasta la cumbre. Comenzamos por una camino de tierra y piedras, bastante empinado, que sube por la ladera de la montaña, a la derecha de la vaguada, hasta el collado Beluenzo, a unos 900 m. de altura.


Tras esta primera subida llegamos al collado, donde están las ruinas de la Majada de Mergullines. Aquí hay otra fuente que sí suele tener agua (aunque nosotros también la encontramos seca).



Una mirada atrás nos muestra lo que ya hemos hecho. El prado verde era la majada anterior.


Desde aquí hay que subir sin piedad por toda la ladera del Pienzu hacia la cruz de hierro de la cumbre, que ya se divisa desde aquí. En seguida ganamos altura haciendo zig-zag.


Ester ya no está tan contenta...


Al cabo de un rato se ve lo mucho que hemos subido.


Y por fin, tras este duro repecho, llegamos a la cumbre donde se encuentra una impresionante cruz de hierro que se ve desde muchos kilómetros de distancia, haciendo claramente identificable esta cumbre.
La cruz de hierro de dieciséis metros que corona la cumbre del Pienzu fue colocada allí, con la ayuda de numerosos vecinos de la zona del Sueve, en el año 1954. Ya en 1915 había sido construida una cruz de madera de siete metros que pronto sucumbió a los embates de la intemperie y hubo de ser sustituida por otra cruz, también de madera, mayor y más alta y resistente, que también fue destruida por un temporal.
La cruz de hierro fue bendecida el 18 de septiembre de 1955, con una multitudinaria misa celebrada en la majada de Mergullines y oficiada por el sacerdote José Dosal (fuente: Wikipedia).


Inscripción al pie de la cruz.


Tampoco falta el correspondiente vértice geodésico.


Las vistas son preciosas:









Pero hacía mucho calor, no había ni una sombra y las moscas nos comían vivos, así que optamos por bajar a comer al refugio de alguna sombra.

El camino de vuelta lo hicimos por donde habíamos subido.


Llegando de nuevo a la bajada hacia el Fito echamos un último vistazo al mar. Ha sido una ruta bonita, aunque cansada, sobre todo por el intenso calor que hizo ese día...


Aquí dejo el mapa, sacado de esta web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siento no poder contestar muchas veces a los comentarios. Tengo poco tiempo para el blog. De todos modos escribe lo que quieras y si puedo y sé la respuesta a lo que preguntes, te contestaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...